Diócesis

El recién ordenado obispo Gil Tamayo y el alcalde de Ávila serán recibidos por el Papa

El nuevo prelado entregará a Francisco una memoria sobre el primer Año Jubilar Teresiano que concluyó en octubre

José María Gil Tamayo, nuevo obispo de Ávila, saluda a su madre durante la ceremonia.
photo_cameraJosé María Gil Tamayo, nuevo obispo de Ávila, saluda a su madre durante la ceremonia.

 

 

El pasado 15 de diciembre, José María Gil Tamayo recibió la ordenación episcopal de manos del cardenal Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal en una ceremonia abarrotada (cerca de 1.500 personas) en la que participaron un total de 68 prelados entre obispos y cardenales. 

Las primeras palabras del nuevo obispo de Ávila estuvieron dedicadas a sus fieles. Afirmó que llegaba a esta diócesis como "servidor en nombre del Señor y por eso he escogido como lema de mi ministerio episcopal: No he venido a ser servido, sino a servir". 

La web de la diócesis de Ávila publica un amplio reportaje tanto fotográfico como informativo donde se da cuenta de la ceremonia celebrada en la catedral. 

2018121719323317500

Abrumado por el cariño  

¿Cómo ha vivido el obispo Gil Tamayo su ordenación? Desde la diócesis de Ávila comentan a Religión Confidencial que el que fuera Secretario General de la CEE se siente profundamente agradecido y abrumado por tantas muestras de cariño. 

Si bien es cierto que los abulenses tienen "fama" de poco cariñosos, como advierten a RC las mismas fuentes, lo cierto es que Gil Tamayo ha sido recibido con afecto en Ávila. Además de fieles de la provincia, a la celebración asistieron dos autobuses de amigos y familiares de su municipio (Zalamea de la Serena, Badajoz) . 

No podía faltar la presencia de su madre, quien se ha trasladado a vivir a Ávila con su hijo obispo. Gil Tamayo recordaba a los periodistas el día de su despedida como Secretario General de la CEE: "Llegar a casa y poder decir: hola mamá que tal, es un privilegio". 

En la ceremonia, sin embargo, se vivió un momento de dolor. Un primo hermano del obispo sufrió un infarto y la misa tuvo que ser interrumpida durante media hora, quien falleció después de ser atendido por miembros de Protección Civil en la misma Catedral.

"Fue impresionante la actuación tan rápida de los efectivos médicos y de Protección Civil. La gente reaccionó con mucha tranquilidad. Fueron unos momentos muy emotivos, con un silencio sepulcral que sobrecogía. Recemos una oración por su alma", señalan desde la diócesis a RC. 

Una delegación de Ávila a Roma 

Gil Tamayo no ha esperado ni una semana para viajar a Roma a ver al Papa en la audiencia general. Una delegación de seis personas (tres clérigos y tres autoridades de la ciudad) participarán mañana miércoles 19 de diciembre en la audiencia del Vaticano, con el fin de agradecer al Santo Padre la gracia concedida a Ávila con el Año Jubilar Teresiano periódico y entregarle una memoria de lo acontecido. 

Así, acompañarán al prelado de Ávila el obispo emérito de la diócesis, Mons. García Burillo, el prior de los carmelitas de Ávila y del convento de la Santa y coordinador de la Orden del Carmelo para el Año Jubilar, padre David Jiménez  el alcalde de Ávila del PP, José Luis Rivas, la primera Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Ávila, Patricia Rodríguez y el Teniente de Alcalde de Turismo y Patrimonio y coordinador municipal del Año Jubilar Teresiano (Héctor Palencia). 

Al final de la audiencia, esta delegación se acercará al Papa Francisco para hacerle entrega de este documento con toda la programación llevada a cabo durante el primero de estos jubileos (que se clausuró el pasado mes de octubre), así como un esbozo de los proyectos de futuro del siguiente Año Teresiano, previsto para 2023.

Asimismo, se hará entrega al Papa Francisco de sendas cartas de las monjas de clausura de los conventos de La Encarnación y San José, así como varios obsequios relacionados con Santa Teresa y la ciudad de Ávila.

Retos de la diócesis 

Según han adelantado a RC fuentes de la diócesis, uno de los retos que tiene el nuevo obispo es seguir fortaleciendo el proceso de la nueva atención pastoral a todas las parroquias de la provincia, ya que el envejecimiento de la población y la falta de sacerdotes, ocasiona que no todas las parroquias reciban la atención necesaria. 

Otro de los asuntos en el que trabajará Gil Tamayo será el desarrollo de todos los Años Jubilares teresianos que ha concedido el Santo Padre.  

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?