Diócesis

Las madres que quieren abortar en Andalucía reciben publicidad de un centro privado sin información sobre ayudas al embarazo

El aborto se ha convertido en un lucrativo negocio para algunos centros privados dado que en muy pocos casos la Sanidad Pública está practicando estas intervenciones y se deriva a las madres a centros con los que hay acuerdos. Así está ocurriendo en la región de Algeciras, en Cádiz.

Y es que, en el hospital público, del que dependen también Ceuta y Melilla, no se practican abortos. Las madres reciben un sobre cerrado en el que se les indica qué es el aborto y se les ofrece una publicidad de una clínica privada, Ginesur.

Desde la entrada en vigor de la Ley del Aborto, que ha convertido un delito despenalizado en un derecho con el límite de 14 semanas sin justificación alguna y 22 semanas para las malformaciones, Ginesur ha aumentado considerablemente el volumen de trabajo hasta el punto de que estaban en as afueras de la ciudad y se trasladaron a unas instalaciones más amplias en el centro.

En la información que facilitan a las madres, la Junta no está cumpliendo con la literalidad del artículo 17 de la Ley 2/2012, de 3 de marzo, la llamada Ley Aído. Ese artículo especifica que se deberá facilitar en sobre cerrado información sobre "las ayudas públicas disponibles para las mujeres embarazadas y la cobertura sanitaria durante el embarazo y el parto" y sobre "los derechos laborales vinculados al embarazo y a la maternidad; las prestaciones y ayudas públicas para el cuidado y atención de los hijos e hijas; los beneficios fiscales y demás información relevante sobre incentivos y ayudas al nacimiento".

El sobre cerrado que se entrega a las mujeres sí hace alusión al artículo 15 de la ley y menciona los "derechos, ayudas, beneficios y prestaciones públicas de apoyo a la autonomía a las personas con discapacidad y red de organizaciones sociales en Andalucía". La Ley especifica que se informe de estos datos en los casos de aborto entre las semanas 14 y 22 de embarazo, casos en los que la madre decide acabar con la vida de su hijo porque tiene algún tipo de malformación, como el Síndrome de Down.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?