Diócesis

Aumentan el número de personas que descubren a Antonio Gaudí como santo intercesor

El presidente de la Asociación pro beatificación del arquitecto de la Sagrada Familia afirma que "ya se ha producido algún milagro"

José Manuel Almuzara.
photo_cameraJosé Manuel Almuzara.

El presidente de la Asociación Pro beatificación de Antonio Gaudí, José Manuel Almuzara desvela que el proceso, abierto desde 2003, se encuentra finalizando la fase de la positio (discusión sobre un documento positivo acerca de las virtudes de su vida y de testimonios de personas que le conocieron) que, una vez finalizada, tendrá que analizar una comisión de teólogos y después por los cardenales y finalmente el Papa en última instancia le declare Venerable.

En una entrevista concedida a la Archidiócesis de Granada, Almuzara afirma: "Se ha producido algún milagro.  De momento, los médicos especialistas han dicho que son favores. Pero yo creo que el milagro es que muchos, muchos miles de personas están descubriendo a Gaudí como un posible santo intercesor". 

Una asociación laica 

José Manuel Almuzara arquitecto, vinculado a Granada, conoció a dos discípulos de Gaudí en sus años de estudiante de Arquitectura. "Eran los directores de las obras de la Sagrada Familia. Ellos tenían unos 85 años y yo 25. A partir de ese momento, empecé a descubrir a un hombre genio en su arquitectura, pero también una persona que me daba ejemplo a seguir en cuanto al trabajo. Luchaba y se esforzaba para ayudar a sus amigos.  Algunas personas pensamos que realmente Gaudí sería un santo de la Iglesia, nos reunimos cinco laicos. Somos una asociación. La parte actora es una asociación laica. Estamos en la Congregación para la Causa de los Santos", explica. 

El presidente de esta asociación relata que Gaudí trabajó más de 40 años en la Sagrada Familia. "Por tanto, como decía un discípulo suyo, la Sagrada Familia construyó a Gaudí y Gaudí construyó la Sagrada Familia. Fue algo “in crescendo”. Él pone toda su sabiduría como arquitecto. En la Sagrada Familia se desvive. Una vivienda hay que hacerla muy bien como arquitectos que somos, o cualquier otro edificio, pero una iglesia es para Dios, y ahí tienes que hacer lo máximo porque el “cliente” es Dios". 

Para Almuzara, Gaudí es conocido como un "arquitecto genial" pero desconocido como "un hombre y un cristiano que nos puede dar ejemplo de vida" y recuerda las palabras de Benedicto XVI, en su homilía en la consagración del templo, en noviembre de 2010, cuando decía que Gaudí, actúa con los tres grandes libros para hacer la Sagrada Familia: la Sagrada Escritura, la naturaleza y la liturgia. La Sagrada Escritura como cristiano, la liturgia como arquitecto y la naturaleza como hombre. 

Dones al servicio de Dios 

Gaudí, según Almuzara ponía todos sus dones al servicio de Dios. "Él decía: Lo importante es depurar y mejorar nuestras obras. Piensa en ti mismo y haz las cosas mejor, porque ése es el don que tienes. Cada uno tenemos un don distinto, todos somos útiles, “nadie es inútil”, también decía Gaudí. Esa es un poco su alabanza. Un hombre de fe, que cada día va a misa, comulgaba, porque decía que “la vida es una batalla” y si tú quieres “ganar batallas” tienes que practicar las virtudes y los actos religiosos, visitar el Santísimo, rezar el Rosario". 

Almuzara lleva 30 años explicando la Sagrada Familia y cada vez descubre algo nuevo: la ternura de María en los ángeles, las tres puertas secundarias que representan la fe, la esperanza y la caridad, las siete puertas y cinco naves que van guiando por los sacramentos como el bautizo, la confesión, etc. 

Según la Junta constructora y su arquitecto jefe, se calcula que la Sagrada Familia estará terminada en 2026 centenario de la muerte de Gaudí. "Sin embargo, Antonio Gaudí siempre decía, cuando le preguntaban cuándo acabará la Sagrada Familia: “Mi cliente no tiene prisa”, concluye. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?