Diócesis

Preocupación en Roma por la situación de la archidiócesis de Madrid

Se baraja la posibilidad de un nombramiento de Osoro en el Vaticano

Carlos Osoro y el obispo auxiliar José Cobo, con el Papa Francisco.
photo_camera Carlos Osoro y el obispo auxiliar José Cobo, con el Papa Francisco.

La situación en la que se encuentra la archidiócesis de Madrid está generando preocupación en Roma, principalmente en los ámbitos de Secretaría de Estado y en la Congregación para los Obispos.

Fuentes romanas conocedoras del proceso han confirmado a Religión Confidencial que se ha abierto un periodo de análisis y clarificación de cuáles son las medidas que habría que tomar, por parte de la Santa Sede, en función de cómo evolucionen los procesos judiciales abiertos que afectan al cardenal Carlos Osoro.

Querellas

Las recientes noticias sobre las querellas penales contra el arzobispo de Madrid, en el caso de las Fundaciones civiles, a las que se ha sumado el efecto del informe sobre el “abogado canónico”, el sacerdote Javier Belda, presentado en Roma por el Presidente de la Universidad Católica de Murcia, José Luis Mendoza, han acelerado el proceso de sustitución del cardenal Osoro y de provisión de la diócesis de la capital de España.

Un material que será entregado al Papa Francisco que es, al fin y al cabo, quien decidirá en última instancia.  

A estas noticias se suman una serie de cartas y de informes de sacerdotes de Madrid, y de instituciones de la Iglesia madrileña, a la Nunciatura Apostólica en España sobre la situación en la que se encuentra la archidiócesis. Estos escritos han provocado que se acelere el proceso de cambio del arzobispo de Madrid y se barajen varias soluciones.

Un cargo en Roma

La primera sería destinar a monseñor Osoro a un cargo en Roma, aprovechando la serie de vacantes de cardenales prefectos de Congregaciones que han cumplido la edad preceptiva de retiro.

Esta medida haría más difícil el hecho de que el cardenal Osoro tuviera que comparecer ante el juzgado en calidad de testigo o de investigado. Una comparencia ante los tribunales que, por parte de la Santa Sede, se desea que sea evitada a toda costa.

Otra propuesta que se baraja es aceptar la  renuncia del arzobispo de Madrid, una vez que el próximo 16 de mayo cumple 76 años. Aunque no evitaría la continuidad de los procesos judiciales en curso, le sacaría del foco de la atención pública.    

Sustituto

Estas soluciones a la situación de parálisis de la diócesis madrileña están relacionadas con lo que, ahora, parece representar el problema más grande: la persona que sustituya al cardenal Osoro como arzobispo de Madrid.

Aunque el actual titular de la diócesis ha expresado en Roma su interés en que el próximo arzobispo de Madrid sea el actual obispo auxiliar, José Cobo, se barajan otros nombres. De entre los obispos españoles hay varios candidatos principales, entre ellos el obispo de Getafe, Ginés Ramón García Beltrán.

A este proceso se suma que, en los últimos días, el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, ha hecho saber que está preparando una inminente crisis de gobierno de la archidiócesis, con el cambio de varios Vicarios y, por tanto, del Consejo Episcopal.

Una crisis de gobierno que cambiaría el perfil del actual Consejo Episcopal de la diócesis.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes