Diócesis

Piden a Fiscalía que se amplíe investigación de vacunas irregulares al obispo de Alicante  y familiares

Representantes vecinales piensan que “algunos con puestos de relevancia, no cargos políticos, han variado el listado”

Monseñor Jesús Murgui, obispo de Orihuela-Alicante.
photo_camera Monseñor Jesús Murgui, obispo de Orihuela-Alicante.

Los dos presidentes de colectivos vecinales de Alicante que presentaron una denuncia ante Fiscalía para pedir la inhabilitación de los cargos públicos – alcaldes, concejales y otros cargos políticos de la provincia de Alicante, del PSPV y del PP -  que no hayan respetado los protocolos de vacunación contra el coronavirus, han pedido en un nuevo escrito al ministerio público que amplíe las diligencias previas abiertas a otras personas que se hayan podido vacunar sin respetar el orden de prioridad, como el obispo de la diócesis de Orihuela-Alicante,  Jesús Murgui, y sus familiares.

El pasado viernes, 12 de febrero, se supo que también habían recibido la primera dosis de la vacuna la hermana y el cuñado del obispo, que viven con él, así como el vicario general de la diócesis, Vicente Martínez.

“Se han variado listados de vacunación

Ante estas informaciones, los representantes vecinales señalan a Fiscalía que "hay grupos de personas, que no son cargos políticos, que se han aprovechado también por los puestos relevancia que ocupan en nuestra sociedad, y que han variado los listados de vacunación que estaban bajo su responsabilidad, cedidos por la Sanidad, para incluirse ellos y otros cargos similares e incluso familiares".

El escrito presentado a Fiscalía no nombra expresamente al obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante aunque, junto al documento presentado en Fiscalía, los denunciantes han adjuntado informaciones periodísticas sobre la supuesta vacunación irregular de Murgui, cuyo caso se hizo público el pasado 3 de febrero.

La diócesis negó “trato de favor sanitario” 

El obispo  recibió la primera dosis de la vacuna de Pzifer el pasado 8 de enero en la residencia de la Casa Sacerdotal de Alicante, un edificio con habitaciones destinadas a albergar estancias fijas y temporales de sacerdotes de la Diócesis.

La Diócesis negó "trato de favor sanitario" y defendió que el prelado  "ha cumplido el protocolo prescrito" y "siguiendo la dinámica de las demás campañas de vacunación", debido a su "vinculación sanitaria" permanente con la Casa Sacerdotal, como por ejemplo ha sucedido en las vacunaciones anuales con motivo de la gripe.

Sanidad prevé la segunda dosis 

Sin embargo,  tal como publicó Religión Confidencial el pasado 9 de febrero, el obispo anunció que renunciaba a la segunda dosis a la vista de la "repercusión mediática" y pensando en el “bien espiritual de todos los fieles”. Así mismo, manifestaba su disposición a “completar la vacunación cuando, donde y como determine la autoridad sanitaria”.

Según ha sabido este digital, desde la Consellería de Sanidad valenciana están investigando estas vacunaciones para determinar si se ha observado el protocolo establecido, pero en todo caso – “aunque se trate de una vacunación irregular” - se pondría la segunda dosis a todos ellos en los próximos días, una vez transcurridas seis semanas desde la primera dosis, “porque de lo contrario se desperdicia una dosis”.

Tras inocular la primera dosis de la vacuna en la Casa Sacerdotal a los sacerdotes, surgió un brote el pasado 25 de enero, y todavía no se ha suministrado la segunda dosis.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?