Diócesis

¿Qué está pasando en Ciudad Rodrigo? Ahora PP, PSOE y C's piden un obispo titular

Desde que el ex vicario general de la diócesis comenzará la campaña ¡Álzate diócesis!, diversas entidades de la comarca se han unido para que no desaparezca el obispado

El Papa Francisco y Monseñor Jesús García Burillo en la Audiencia de mayo de 2013
photo_camera El Papa Francisco y Monseñor Jesús García Burillo.

Desde que el 16 de enero de 2019, el Papa Francisco aceptara la renuncia de Mons. Cecilio Raúl Berzosa Martínez como obispo de Ciudad Rodrigo, la diócesis ha sufrido distintos cambios, pero sin que, dos años después, el Santo Padre haya nombrado un nuevo obispo. 

Francisco nombró hace dos años a Mons. Jesús García Burillo, obispo emérito de Ávila, Administrador Apostólico. Para algunos, una situación que se prolonga en el tiempo.  

Rumores de desaparición 

Tan es así, que el pasado 6 de enero el sacerdote Tomás Muñoz, ex vicario general de la diócesis de Ciudad Rodrigo, envío una carta abierta a los medios de comunicación y otras entidades  titulada  ¡Surgere, civitas! "en relación a los rumores que apuntan a una posible desaparición de esta diócesis" y que "la Conferencia Episcopal no aborda dicha cuestión ni nombra prelado para esta demarcación", afirma el párroco. 

"Prolongar por dos años esta situación de tránsito, lesiona a la institución. Un silencio profundo y prolongado se cierne en torno a esta pequeña Iglesia diocesana. Dos años sin obispo y nadie dice nada, nadie da una razón, todo son rumores y solo rumores. Silencio en los ámbitos eclesiales y en los civiles. Es como si esta pequeña y amada Iglesia no tuviera voz ni defensa", afirma Tomás Muñoz en su carta. 

Unión con el obispado de Salamanca 

Y añade: "¿Será que van a eliminar la Diócesis? Se preguntan algunos. ¿Será que la van a unir a Salamanca? Opinan  otros. ¿Pero es posible, pensamos algunos, eliminar una Iglesia buena, hermosa y centenaria, en el silencio, en medio de un mar de rumores? ¿Será posible tomar la decisión más importante en la historia de la Iglesia Civitatense cuando se encuentra en la situación más triste y frágil, sin su Obispo residencial", asevera. 

Según el párroco, los rumores apuntan a que va a desaparecer porque es pequeña, porque tiene pocos habitantes "(incluso en su discurso rebajan la población real de la diócesis), sin embargo más de un centenar de diócesis y Administraciones apostólicas tienen menos fieles que la nuestra". 

La respuesta de Jesús García Burillo 

Ante esta misiva, el Administrador Apostólico Jesús García Burillo, reaccionó de manera enérgica el pasado 24 de enero, escribiendo una carta a los sacerdotes, religiosas y fieles laicos de Ciudad Rodrigo que se leyó en las misas dominicales. 

García Burillo se lamenta de las incansables afirmaciones de que "la diócesis lleva dos años sin obispo" que "se repite incansablemente. Y resulta extraño escuchar hasta el cansancio dicha afirmación".

Burillo explica que hace dos años le envió el Papa a Ciudad Rodrigo y desde entonces, ha realizado todas las funciones que le competen a un obispo. "¿Cómo se pueden ignorar todos estos servicios? Ignorarlos es como ignorar al Papa que me envió. Yo he sido y soy no solo un obispo, sino además un representante del Papa entre vosotros". 

"El Papa me ha enviado a defender la diócesis"

Además, el Administrador Apostólico explica que "también se dice repetidamente que a esta diócesis no tiene quién la defienda ante la Santa Sede o ante la Conferencia Episcopal. Pero resulta que el Papa me ha enviado precisamente para defenderla. Cuando un Administrador Apostólico es nombrado en una diócesis es precisamente para defenderla. Defenderla de algún desorden o de problemas internos o de otras circunstancias. Y eso es lo que yo he pretendido hacer con sencillez en todas mis actuaciones. He tratado, ante todo, de normalizar la vida de esta diócesis, después de un largo periodo de sospechas y divisiones". 

Sin embargo, esta carta del Administrador Apostólico no ha frenado las reivindicaciones de las principales entidades de la comarca que han escrito al Nuncio para instarle a que, tras dos años, Ciudad Rodrigo tenga obispo propio.

Así, han escrito el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, la Federación de Vecinos, la Asociación de Empresarios, Cruz Roja, los Grupos Políticos Municipales PP, CS y PSOE, además de numerosas personalidades e instituciones de la comarca.  Ahora, los grupos políticos del PP, PSOE y Cs en el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo aprobaron ayer una moción en defensa de la diócesis de Ciudad Rodrigo, con obispo titular. 

Moción de los grupos municipales 

Así, los grupos municipales han propuesto al pleno de la corporación "Reconocer que la existencia de la Diócesis civitatense con obispo residencial, propio y exclusivo de Ciudad Rodrigo es un signo de identidad irrenunciable para la ciudad y la Tierra de Ciudad Rodrigo, reconocido por una gran mayoría de personas con independencia de sus creencias". 

Además, transmitirán "con el respeto debido a la Nunciatura de la Santa Sede en España, a la Conferencia Episcopal y al Prefecto para la Congregación de los Obispos el objetivo de que el estatus histórico de la Diócesis de Ciudad Rodrigo, con obispo propio, residencial y exclusivo, siga siendo una realidad". 

Además, el texto de la moción será remitido a todos los Ayuntamientos de la Diócesis para que también sea aprobado.

Desde 1175 
 

El Obispado de Ciudad Rodrigo, de origen medieval, se constituyó el 25 de mayo de 1175 por el Papa Alejandro III. Ubicado en la provincia eclesiástica de Valladolid, se encuentra situada en el ángulo suroeste de la provincia civil de Salamanca. 

Con una extensión de 4.264 Km2, cuenta con alrededor de 35.000 habitantes de hecho (censo a 1 de enero de 2018),  y 121 parroquias, distribuidas en 7 arciprestazgos: Abadengo, Águeda, Argañán, La Ribera, Ciudad Rodrigo, Campo Charro, y Yeltes. 

Según datos de la diócesis (poco actualizados) el número de sacerdotes incardinados es de 87, de los que 65 residen en ella y 22 fuera. Dedicados al ministerio parroquial, como párrocos, vicarios parroquiales o adscritos hay 52 sacerdotes. La media de edad del clero es de 67,06 años.

El Seminario Diocesano cuenta con Seminario Menor y Mayor. Los alumnos del Seminario Menor residen y se forman en Ciudad Rodrigo, los del Seminario Mayor residen en Salamanca acudiendo a las clases de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?