Diócesis

Los obispos catalanes reconocen que las escuelas cristianas necesitan financiación pública

"En las actuales circunstancias, resulta absolutamente necesario adecuar el coste real de la plaza escolar", afirman

Reunión telemática obispos catalanes.
photo_cameraReunión telemática obispos catalanes.

Los obispos que forman la Conferencia Episcopal Tarraconense (CET) han celebrado, de forma telemática, la reunión número 234 en la que han podido participar todos los prelados de todas las diócesis catalanas. La reunión tuvo lugar el pasado 21 de abril. 

Entre los temas tratados han reflexionado sobre la pandemia y sus consecuencias tanto en la vida social, económica como eclesial, a las diócesis y parroquias así como las diferentes acciones que éstas están llevando a cabo para ayudar a todos los afectados. 

Los prelados también han estudiado un informe elaborado por la Escuela Cristiana de Cataluña sobre este tiempo de confinamiento y han decidido aplazar los actos conmemorativos de los 25 años del Concilio Provincial Tarraconense a los días 23 de enero y 9 de marzo de 2021. 

Acciones para paliar la crisis económica 

Ante la crisis económica debido al coronavirus, los obispos catalanes consideran que "hay que preparar ya acciones y ayudas que pongan remedio a las repercusiones que acabará teniendo en las personas y las familias más vulnerables".

Además, también han reflexionado cómo la pandemia ha afectado "profundamente la vida eclesial de las comunidades y parroquias" porque ha obligado a mantener un confinamiento que "no ha permitido las celebraciones de la Eucaristía con participación de fieles".

Reanudar las celebraciones litúrgicas 

Por este motivo, agradecen a los sacerdotes y diáconos, catequistas y maestros "la dedicación y el trabajo realizados con diligencia y creatividad para que las repercusiones del confinamiento fueran las mínimas posibles. Esperan que la comunidad cristiana pronto pueda volver a reunirse en torno al altar para celebrar la Eucaristía y los demás sacramentos". 

También han comenzado a plantear como se deberá llevar a cabo la reanudación de las celebraciones litúrgicas en las parroquias, que hasta ahora se han seguido a través de los medios de comunicación, o se han celebrado por vía streaming desde muchas parroquias.

"Las diócesis darán orientaciones sobre cómo celebrar las primeras comuniones y confirmaciones, bautismos y matrimonios, previstos en los próximos meses, y que estarán supeditadas, lógicamente, a la superación de la actual pandemia, teniendo en cuenta las indicaciones que las autoridades vayan comunicando", exponen los obispos de la CET. 

Escuela Cristiana de Cataluña 

Así mismo, han estudiado un informe elaborado por la Escuela Cristiana de Cataluña sobre la incidencia que tiene el confinamiento en las escuelas, que en estas circunstancias difíciles han procurado mantener la continuidad de los procesos de enseñanza de los alumnos y el acompañamiento de la comunidad educativa.

"Las escuelas se encuentran con el reto importante de la financiación pública, que ya era insuficiente hasta ahora, y que en las actuales circunstancias resulta absolutamente necesario adecuar el coste real de la plaza escolar", afirman los obispos catalanes. 

Seis millones de euros a Cáritas 

En esta reunión, el cardenal Juan José Omella ha informado que la Conferencia Episcopal Española ha hecho llegar a Cáritas española la cantidad de 6,5 millones de euros para que se distribuyan a las Cáritas diocesanas para hacer frente a las necesidades originadas por la pandemia. 

En esta línea, los obispos de la CET han expuesto diversas acciones que se llevan a cabo en sus respectivas diócesis para ofrecer servicios, acompañamiento, ayuda material y espiritual a todos los afectados y al conjunto de la sociedad.

También han hecho un seguimiento de la situación de los sacerdotes enfermos o que han muerto a causa de la pandemia, así como de la difícil situación que se está viviendo en muchas residencias de ancianos y comunidades de vida consagrada de Cataluña.

Sufragios por los difuntos 

Por último, los obispos expresan el agradecimiento al personal sanitario así como valoran la dedicación de los investigadores, los servidores públicos y todas las personas y empresas, voluntarios y colaboradores por su trabajo generoso.  

Lamentan el número tan grande de víctimas mortales de esta pandemia y las llevan a la oración cada día, así como sus familiares y todos los que los lloran, y esperan que pronto se puedan celebrar sufragios públicos por todos los difuntos.

Los obispos piden mantener e intensificar la oración a Dios para que, por intercesión de los patrones de Cataluña, la Virgen de Montserrat y el mártir San Jorge, nos libere de esta pandemia y nos fortalezca en la fe y la caridad.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?