Diócesis

Cesión del Patrimonio Cultural

Los obispos de Aragón y Cataluña piden ahora la mediación vaticana

Las diócesis de Huesca y Jaca, y de Barbastro-Monzón consideran ahora que sería "más oportuno" que el requerimiento formal para reclamar la cesión de los bienes histórico artísticos reclamados desde Aragón a Cataluña se hiciera por el Estado español al obispado del Lérida y al propio consorcio del museo de la ciudad. 


Así lo manifestaron esta semana en rueda de prensa los obispos de Huesca, Julián Ruiz, y de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, en respuesta a la solicitud de la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, que les pedía la cesión a la Comunidad de la propiedad de los bienes o de derechos a fin de reclamar su devolución, algo a lo que se oponen ambos obispos.

Ruiz y Milián reiteraron que la cesión de la propiedad de los bienes está sujeta a los preceptos canónicos y han afirmado que "para la enajenación de estas propiedades se requiere la licencia de la Santa Sede" de forma que estos no se consideran autorizados para proceder a la cesión de la propiedad. 


Aseguraron, además, que no están en condiciones de asegurar la obtención del consentimiento de los organismos diocesanos, ni la autorización de la Santa Sede. El motivo, según el obispo de Huesca, Julián Ruiz, "es que son bienes sagrados destinados al culto católico y que la cesión de la titularidad conllevaría la desacralización de los mismos, cosa que sería difícilmente aceptada por Roma". También apuntaron que la tasación del inventario de los bienes haría muy costoso el precio de las cesiones de propiedad.

Respecto a la carta de la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, dirigida a los obispos, estos señalaron que no aclara qué medios empleará para lograr su devolución a territorio aragonés ni cuál sería si titularidad ni su destino, por lo que ven más "oportuno" un requerimiento formal que, a instancia del Gobierno aragonés, se hiciera por el Estado al Obispado de Lérida y al consorcio del museo de la ciudad. Y, en caso de una respuesta negativa, los poderes superiores de los estados del Vaticano y de España deberían bastarse para afirmar con sus propios medios ese traslado.

El abogado de las diócesis, Hipólito Gómez de las Roces, que acompañó durante la comparecencia a los obispos, afirmó que la cesión de la propiedad o de los derechos de los bienes no son conceptos independientes y que no se pueden ceder unos sin los otros. Tras negarse a la cesión de la titularidad, la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, manifestó su "decepción" por la postura de los obispos y les reclamó que sean ellos los que actúen para el retorno de los bienes .


 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?