Diócesis

El obispo de Mallorca pide perdón por vacunarse contra la Covid

Sebastià Taltavull se habría saltado el turno de vacunación al recibir la primera dosis en una residencia de sacerdotes jubilados

El obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull.
photo_camera El obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull.

El obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, ha saltado a la opinión pública al acusarle de haberse saltado el turno de vacunación y "colarse" (como decían algunos medios) en una residencia de religiosos mayores que fueron vacunados contra la Covid-19 el pasado 5 de enero. 

Taltavull se unió al grupo de religiosos que fueron vacunados contra el coronavirus en la residencia sacerdotal de Sant Pere y Sant Bernat de Palma, en la que se alojan sacerdotes de avanzada edad y que está al lado del obispado, según ha confirmado fuentes de la diócesis. 

Se da la circunstancia de que el obispo dispone de una habitación en esta residencia. 

Siguiendo el protocolo de vacunación 

La explicación que fuentes del obispado han dado a Efe es que se vacunó al prelado siguiendo el protocolo de vacunación, ya que el obispo, a unos pocos días de cumplir 73 años, fue incluido en la "unidad de convivencia" de la residencia porque cuenta con un alojamiento allí y mantiene "contacto a diario" con los religiosos alojados.

A última hora de ayer, el obispo Taltavull ha pedido "perdón" por el malestar que haya podido provocar este hecho, informa Europa Press.  

"Lamenta la confusión que haya podido crear" 

Según ha informado el Obispado de Mallorca este lunes a través de un comunicado, "el Obispo lamenta la confusión que haya podido crear esta situación y manifiesta que en ningún momento ha habido la más mínima intención de actuar en contra del protocolo establecido por las autoridades sanitarias. Por eso, pide perdón por el malestar que haya podido provocar este hecho".

Desde el obispado se ha reconocido este mismo lunes que Taltavull recibió la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 el pasado 5 de enero. Si bien, se ha querido dejar claro que lo hizo "como el resto de residentes, religiosas y empleados de la casa". "

Las cuestiones médicas, de enfermería y las vacunas habituales, como la de la gripe, le son administradas en la Casa Sacerdotal. Además, se ha sometido a todos los cribados de pruebas pertinentes en este centro durante el tiempo de pandemia", ha concluido el Obispado.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable