Diócesis

Mons. José Mazuelos a RC: “La eutanasia, culmen del individualismo del neocapitalismo, entra en contradicción con el coronavirus”

Entrevista al próximo obispo de Canarias: habla de las relaciones Iglesia-Estado, la nueva evangelización y explica algunos aspectos del llamado “sexo psicológico”

Mons. José Mazuelos.
photo_camera Mons. José Mazuelos.

Mons. José Mazuelos cumplirá en octubre 60 años. Tras 11 años como obispo de Asidonia-Jérez, el 30 de septiembre se va a Canarias y tomará posesión el 2 de octubre a las 18.30 horas. Y no sabe “nada” sobre quien le sustituirá. Algunos hablan de las virtudes de su Vicario General, D. Federico Mantaras.

Pasará de una diócesis con 87 parroquias a otra con más de 200. Su nuevo obispado abarca Las Palmas, Fuerteventura, Lanzarote y La Graciosa.

José Mazuelos concede una entrevista a Religión Confidencial en la sede de su obispado, la que puede ser su última entrevista a un medio de comunicación como obispo de Asidonia-Jérez. Habla de su paso por la diócesis y también de su trabajo como presidente de la subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida. Antes que obispo, D. José ejerció su carrera: la medicina. Y es experto en bioética.

21 seminaristas en Jerez 

¿De qué se siente más orgulloso en estos once años?

Me da mucha satisfacción los 21 seminaristas del seminario diocesano (algunos de ellos son vocaciones tardías) y también, de haber creado el Seminario Menor, donde tenemos 8 jóvenes.

Cuéntenos algunas experiencias durante el confinamiento  

Me siento muy orgulloso de la comunión que se ha creado entre todas las realidades de la Iglesia durante la pandemia. Esa sinodalidad que tanto necesita la Iglesia. En lugar de criticarnos los unos a los otros, debemos saber que dónde no llegan unas realidades de la Iglesia, llegan otras. Lo de menos es que una realidad eclesial parezca más progresista o más carca. El Papa Francisco está empeñado en la fraternidad y de este tema hablará en su nueva encíclica. Esa comunión la he visto en las labores de caridad de las cocinas solidarias que se hicieron en Jerez y en Sanlúcar de Barrameda en coordinación con diferentes hermandades y Cáritas. Cocineros de élite ayudaron en estas cocinas. Se ha abierto un economato social diocesano. Hemos vivido una iglesia viva, una iglesia de comunión. Todos a una.

O la labor de los costaleros de las hermandades, ayudando a las personas mayores

Otra labor imponente. Los costaleros de las hermandades se dieron cuenta que muchas personas mayores de su hermandad no podían ni salir a la compra. Ellos han sido los que les han llevado los alimentos y les han cuidado. Nos cedieron una bodega para almacenar los alimentos. O la pastoral de prisiones, cuando se dieron cuenta que los presos no tenían mascarillas. Las monjitas entonces cosieron mascarillas para ellos.

La labor social de la Iglesia 

Los sectores más alejados o críticos ¿son conscientes de la gran labor social de la Iglesia?

Hay algunos que lo ven, otros que lo ven y tienen que disimular como si no lo viesen porque no les interesa, y otros que sí porque buscan el bien común. Ante esta pandemia, es hora de recuperar el espíritu de la transición tan atacado para buscar el bien común, cediendo unos y otros. Ya está bien de partidismos. Hay mucha gente sufriendo, en paro, los ERTES sin cobrar, la luz hay que pagarla. Vamos a buscar soluciones. Sentémonos y no juguemos a ver qué autonomía coge más dinero.

¿Piensa que la Iglesia ha hecho más que el Estado en esta pandemia?

Yo pienso que sí. He tenido que decir a algunos políticos que la Iglesia no es responsable, sino que es subsidiaria. Llevando comida a los pobres tantos voluntarios de la Iglesia, cuando somos subsidiarios y muchos servicios sociales cerrados o porque estaban desbordados o porque no abrieron durante el confinamiento. Todas las iniciativas de la Iglesia han costado dinero.

Próximo obispo de Canarias 

¿Qué le espera en Canarias?  

Es una diócesis muy secularizada pero muy mariana con una religiosidad popular fuerte. En eso se parece a Andalucía. Es una diócesis con un gran potencial. Canarias y Baleares son dos autonomías donde más se ha acentuado el turismo europeo. Es una diócesis que necesita de la nueva Evangelización que Francisco nos lanza. Debemos anunciar la misericordia en un mundo muy individualista y capitalista.

Nueva evangelización, nuevas espiritualidades y mucha inmigración

En Canarias hay un reto ecuménico con las religiones cristianas porque existe una población alta de protestantes, evangélicos, luteranos y ortodoxos. El asunto de la inmigración es difícil y complejo. Hay que acogerles, pero también, hay que hacer políticas en el sitio de origen. Lo que no puede ser es machacar al Tercer Mundo para vivir nosotros mejor.

Presidente de la Subcomisión de Familia y Vida

Como presidente de la Subcomisión de Familia y Vida tiene algunos temas a lidiar: eutanasia, ideología de género…

Hemos presentado buenos informes sobre la eutanasia, el acompañamiento a los novios y la educación afectivo-sexual de los hijos. Los padres tienen que asumir esta educación y no el Estado. Una cosa es el respeto a todas las personas y otra, imponer una ideología determinada. En la subcomisión nos queda desarrollar la Amoris Laetitia, actualizarla, acompañar a los separados o a los divorciados vueltos a casar.

Transexualidad, homosexualidad…Algunos sectores piden cambios en la Iglesia

El problema de la ideología de género es reducir al hombre a la psicología. El existir determina el ser. El sexo psicológico es importante y hay que prestarle más atención. Pero de ahí, a imponer exclusivamente el sexo psicológico, y el hombre convertirlo en el deseo y las medicinas al servicio del deseo, hay un mundo. Por ejemplo, respecto a la transexualidad el protocolo holandés recomienda que a los niños no se le administre un tratamiento para cambiar de género hasta que no entren en la pubertad, y lo dicen los países que están de acuerdo en todo esto. Y en España, si el niño quiere ser de otro sexo, por ley, hay empezar a hormonarlo. Es incongruente.

¿Cómo ayudar a una persona transexual?

Yo no estoy contra los transexuales, los quiero mucho, y como dice la Iglesia, si para su bien psicológico hace falta la intervención médica, adelante. Si para evitar que esta persona se suicide, pues habrá que hacerlo. Otra cosa es la imposición ideológica. Por ejemplo, a los niños intersexuales se les pueden practicar una intervención facilísima los primeros años de vida, y la ideología de género dice que no se le puede tocar hasta que no decida lo que quiere ser. Me parece una imposición. Médicos americanos dicen que es una barbaridad que a los niños se les hormone para el cambio de sexo. El 60% de los niños que antes de la pubertad dice que quiere cambiar de sexo, al pasar la pubertad, ya no quiere.

Dicen que la iglesia es homófoba

Pues no lo es, pero es cierto que hay unos cuantos homosexuales que han sufrido persecución por parte de los católicos. La Iglesia quiere a los homosexuales. Esta persecución gracias a Dios está superada pero ahora lo que ocurre es que no podemos hablar con libertad sobre lo que pensamos, porque la ideología ha creado una realidad y todo aquel que amenace esta realidad le insultan. Si yo digo que los homosexuales pueden ser santos siendo castos, porque el mensaje de la Iglesia es o vida célibe o el matrimonio, pues no están de acuerdo. Pero todo se puede hablar con normalidad, desde el respeto. Nunca juzgaré a una madre que quiera meter al novio de su hijo gay en su casa, pero esa madre si puede pedir respeto a su hijo para que no imponga su modo de vida. Respeto mutuo.

Pensamiento dominante 

Sin embargo, ahora no se puede estar en contra del pensamiento dominante porque te pueden hasta multar..

Ahora si un gay dice que no quiere ser gay está penado. Tan erróneo es que yo diga que el homosexual tiene una patología que hay que curar como decir que no pocos homosexuales no están bien saliendo del armario y algunos se dan cuenta de que no eran tan homosexuales como decían. Tenemos miedo a hablar: muchos psicólogos, médicos o pediatras están callados y no emiten su opinión sobre los tratamientos hormonales a niños de 6 años. Pero si la Iglesia habla, es homófoba.

La eutanasia es la próxima ley inminente

Creo que la ley de la eutanasia entra en contradicción con el coronavirus. La pandemia nos ha dicho que somos responsables unos de otros. El coronavirus nos ha dicho que el hombre tiene una dimensión social, que el individualismo no vale y la eutanasia está cimentada en el individualismo que nos ha metido el mundo anglosalón. En mi opinión, el culmen del individualismo es la eutanasia, porque mi vida es mía y solo mía. Y no interesa el debate. Creo que la eutanasia, el aborto y la ideología de género son intereses del neocapitalismo salvaje porque da dinero.

Abusos sexuales 

Usted, médico, ¿qué nos puede decir sobre los abusos sexuales cometidos por sacerdotes?

Creo que la Iglesia se ha puesto a la cabeza de la sociedad para atajar este problema. Hay cosas que se han hecho mal. Y en la Iglesia es todavía más delito. Pienso que en España hay casos, pero menos que otros países. Se ha cuidado la formación de los sacerdotes. Yo le digo a la gente: si conoces un caso, me lo dices y vamos los dos a los tribunales. Pero con pruebas. Sacerdotes o religiosos que se confirman que han abusado de menores, a la cárcel y fuera del estado clerical. En Jérez tenemos a un sacerdote en la cárcel y hemos sido nosotros quienes le hemos denunciado. Pero si hay dudas, por favor, que se respete la presunción de inocencia, que hay gente en la cárcel sin pruebas.  

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?