Diócesis

Mónica Oltra pedirá perdón a las Hermanas Terciarias por el cierre de un Centro de Menores

La vicepresidenta de la Generalitat valenciana acusó al Centro de Acogida de Segorbe (Castellón) de “tapar abusos sexuales”

Contra el cierre del centro.
photo_cameraContra el cierre del centro.

En 2017 la consellera de Igualdad, Mónica Oltra, y también vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, acordó de modo urgente  el cierre del Centro de Acogida de Menores “La Resurrección” de Segorbe (Castellón), gestionado  desde hacía 30 años por la Congregación de las Hermanas Terciarias Capuchinas, alegando que habían “tapado casos de abusos sexuales y graves deficiencias en el trato a los menores”, a lo que las religiosas reaccionaron expresando que estaban “estupefactas” ante semejante decisión y motivos, y así lo manifestaron en rueda de prensa nada más conocer la decisión, en mayo de 2017.

De nada sirvieron la manifestación por las calles de Segorbe de 1.000 personas – la ciudad tiene 8.900 habitantes – en apoyo y agradecimiento a las religiosas ni la recogida de 7.000 firmas para que la líder de Compromís reconsiderara su decisión.

En el centro había 18 menores, con 17 trabajadores. El empleado  - en realidad un ex empleado acusado de abusos sexuales a una residente fuera del Centro - denunciado por estas graves acusaciones fue absuelto con posterioridad, y ha emprendido acciones contra la propia consellera.

Cierre “contrario a derecho e ilegal”

A su vez, las Hermanas Terciarias acudieron a los tribunales, y el Juzgado de Primera Instancia número 7 de Castellón les dio la razón, al decidir el desalojo de los menores y el cierre del centro de un modo “contrario a derecho e ilegal”: es decir, técnicamente la justicia ha declarado “nulo” el cierre.

La polémica decisión de Mónica Oltra, que la justicia está echando para atrás, ha llevado a algunas personas a expresarle a la consellera que debería “pedir perdón a las religiosas”, a lo que, según han expresado a Religión Confidencial fuentes próximas al proceso, Oltra ha expresado que pedirá perdón “cuando haya sentencia firme”.

 Los vecinos de Segorbe, que estimaban la tarea de este centro, han expresado a este digital que “sólo por animadversión a la Iglesia, y en concreto a la labor social de las Hermanitas Terciarias, se entiende la polémica decisión de Oltra, con una precipitación y urgencia más que sospechosas”.

“Oltra tomó esa decisión para desviar la atención por los graves problemas reales que estaba teniendo en centros públicos de atención a menores, como el de Monteolivete (Valencia)”,  según  fuentes cercanas al proceso.

Este cierre puede “salirle muy caro a la Generalitat”

El cierre de este Centro – que llevó consigo el despido de los trabajadores y las graves acusaciones vertidas contra las Hermanas Terciarias puede “salirle muy caro a la Generalitat”, subrayan a RC, “pida perdón o no cuando haya sentencia firme”.

La sentencia de Castellón abre las puertas a que tanto los extrabajadores como los responsables del Centro, así como los propios residentes, puedan reclamar indemnizaciones por los considerables daños sufridos, tanto económicos –pérdida del empleo e imposibilidad de participar en concursos para gestionar Centros de Menores – como contra el honor y reputación.

La Consellería debe estudiar si indemniza de algún modo a los menores desalojados en su día, así como estudiar al menos el cierre del expediente sancionador abierto a las Hermanas y devolver la sanción de 15.000 euros con que la Consellería cerró el Centro.

También políticamente le está suponiendo un gran desgaste a Mónica Oltra, pues tras la sentencia de Castellón el PP le ha pedido a Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, que retire a Oltra las competencias sobre menores “por la incompetencia e injusticia tan evidente que ha mostrado en este caso”.

Fiscalía rechaza los argumentos de Oltra

La Abogacía de la Generalitat Valenciana, que defiende la posición de Oltra, recurrió la sentencia del juzgado de Castellón, en julio pasado. La Fiscalía acaba de emitir un informe en que solicita que se confirme la sentencia del Juzgado de Castellón y rechaza los argumentos de Oltra para el cierre del Centro de Acogida.

El ministerio público hace alusión al acta de inspección del centro, en el que Oltra basó la decisión del cierre en 2017, y dice que “en ningún momento” expresa la necesidad del cierre ni el traslado de los menores, sino que únicamente ordena “subsanar” algunas deficiencias, que en posterior visita comprobaría la inspección que se habían llevado a cabo, práctica habitual en las inspecciones a estos centros.

El Centro de Acogida de Menores de Segorbe ha reabierto sus puertas hace cuatro meses, con 12 menores. Algunos de ellos residían allí hasta que Oltra decidió su cierre. pero la Consellería de Igualdad  ha decidido que haya otro gestor, en vez de las Hermanas Terciarias Franciscana, y ha encomendado la gestión a la Fundación Amigó.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?