Diócesis

La izquierda abertzale recrudece sus ataques contra el obispo de San Sebastián: “es Munilla quien pone trabas a la paz”

El mundo de Batasuna se revuelve contra el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, quien la semana pasada aprovechó la misa mayor de las fiestas donostiarras para iluminar las conciencias de la parroquia local y afirmar que quien no cuenta con las víctimas, ni rechaza sus asesinatos, carece de autoridad moral para hablar de paz.

Batasuna, nada cómoda con las críticas procedentes del seno de la Iglesia vasca, reaccionó al revolcón horas después con dureza y situó al prelado Munilla en la extrema derecha.

La reacción en caliente de Bildu, poco habituada a las lecturas de cartilla desde el poder eclesiástico vasco, ha continuado en los últimos días. El último en contestar ha sido el principal interpelado, el alcalde de San Sebastián, que ha organizado para el próximo mes de octubre una conferencia internacional con alcaldes para rememorar la de Ayete y hablar de paz. El edil de Bildu acusó al obispo Munilla de poner trabas y no aportar para el final del terrorismo.

Se da la circunstancia de que algunas asociaciones de víctimas, como la AVT, habían criticado solo unos días antes al prelado donostiarra por lo que observaron en él tibias declaraciones al sostener que el colectivo de víctimas de ETA debía tener esperanza porque "hay arrepentidos» en la banda que «merecen ser perdonados". La homilía del Día de la Virgen, en cambio, ha reconciliado a estas voces críticas con Munilla. La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, alabó su discurso, muy separado de los anteriores prelados Setién y Uriarte: «Muy certero el obispo Munilla, qué diferencia con sus antecesores, cuánta altura y decencia». Y sobre todo, ha conseguido desde la propia Iglesia vasca poner a la «izquierda abertzale» frente al espejo de sus vergüenzas.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?