Diócesis

El Gobierno valenciano declara 2019 como Año de San Vicente Ferrer

Se suma a la celebración del Año Jubilar Vicentino concedido por la Santa Sede para las diócesis valencianas

San Vicente Ferrer.
photo_cameraSan Vicente Ferrer.

El Gobierno valenciano aprobó el pasado viernes, 28 de diciembre,  declarar 2019  como Año de San Vicente Ferrer, al cumplirse el sexto centenario de su fallecimiento, ocurrido el 5 de abril de 1419.  Lo ha hecho tras una proposición no de ley presentada por todos los grupos parlamentarios de las Cortes Valencianas el pasado 13 de junio.

Presidencia de la Generalitat Valenciana ha decidido impulsar la organización de todas las actividades  que el Consell lleve a cabo con motivo de esta conmemoración y colaborará con las Cortes Valencianas.

De este modo, el Gobierno valenciano se suma a la celebración eclesiástica del Año Jubilar Vicentino, concedido por la Santa Sede, como informó Religión Confidencial el 2 de enero de 2018, que inauguró el arzobispo de Valencia, el cardenal Cañizares, el pasado 9 de abril – fiesta del santo – estableciendo los templos jubilares, y finalizará el 13 de abril de 2019 en la fiesta del santo patrón de Valencia y de la Comunidad Valenciana, como informó RC.

El Año Jubilar Vicentino se está celebrando en las tres diócesis valencianas y en la de Tortosa (Tarragona), pues esta última abarca el tercio norte de la provincia de Castellón.

La Generalitat destaca su importancia histórica

Desde la Generalitat Valenciana han destacado “la implicación política y social” de San Vicente Ferrer, nacido en Valencia el 23 de enero de 1350, en la calle del Mar, en el lugar donde hoy se alza su casa natalicia.

A este santo valenciano, “por su preparación intelectual e implicación política y social, le tocó escribir, predicar, aconsejar e intervenir en grandes problemas públicos”, han subrayado fuentes de la Generalitat. Así, en 1380 escribe el tratado “De moderno Ecclesiae Schismate”, en el cual recoge sus ideas sobre la legitimidad del Papa Clemente VII en su sede de Avignon. En 1392 es nombrado confesor de la reina Violante, esposa del rey de Aragón Juan I.

Su obra social  - también destacada por el Gobierno valenciano - se concretó en la fundación, en 1410, de una cofradía para atender a los niños y niñas huérfanos y abandonados de Valencia, tarea que todavía continúa con el Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer. Ese mismo año fue el promotor de los acuerdos entre el Obispo y la ciudad de Valencia para la creación de un Estudi General, como precedente de la futura Universidad.

En 1412 participó en el Compromiso de Caspe, en representación del Reino de Valencia, donde se solucionó finalmente el problema de la sucesión de la Corona de Aragón, después de la muerte de Martín el Humano sin descendencia: triunfó la propuesta del santo de elegir al niño Fernando de Antequera como rey de la Corona de Aragón.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes