Diócesis

Exposición en el Museo Diocesano de Huesca sobre huellas de pestes y epidemias

Abordando crisis sanitarias similares a la actual, se trata de “recuperar la esperanza”

El 'Tota Pulchra' en la Catedral de Huesca.
photo_camera El 'Tota Pulchra' en la Catedral de Huesca.

Bajo el lema que este año se propone para el Día Internacional de los Museos: “El futuro de los Museos: recuperar y reimaginar”,  desde el Museo Diocesano de Huesca se ha realizado el montaje de una exposición con la que se pretende recuperar la memoria de otros tiempos pasados en los que se vivieron situaciones y crisis sanitarias similares a la actual del Covid-19.

La exposición, que se inaugura hoy,  lleva por título “Huellas de pestes y pandemias en Huesca: iconografía, devoción y recuerdos”.

 Se busca  “entender que, como nos demuestra la historia,  la etapa que vivimos se superará y como sociedad seremos capaces de recuperar la esperanza y reimaginar un futuro mejor”, según ha expresado Susana Villacampa, técnica del Museo Diocesano, a Religión Confidencial, “tras más de un año que ha sido también muy duro para los museos, y que nos obliga a tomar la iniciativa en estos tiempos difíciles”.

“Tras pandemias como el coronavirus, el riesgo es ‘olvidar’, y ha de servir para sacar consecuencias, invertir en investigación y saber que, por desgracia, son males que acompañan cíclicamente a la humanidad”, ha afirmado Susana Villacampa.

Códices y devociones tras pandemias

“Así ha sucedido a lo largo de la historia, con las diferentes epidemias que cíclicamente asolaban la ciudad de Huesca, al igual que otras ciudades del occidente europeo. Epidemias, pestes y pandemias de las que nos quedan abundantes huellas, que son visibles todavía en las crónicas de la ciudad, la documentación que se guarda en los archivos, las tradiciones y devociones que se generan a raíz de momentos de crisis o la manera que tienen los artistas en representar el dolor y el sufrimiento de una población amenazada por un enemigo invisible”, destacan la técnica del Museo.

La exposición se mostrará en el Salón Tanto Monta del Museo Diocesano de Huesca. A través de una selección de piezas y documentos con los que descubrir esas huellas que dejó en la ciudad el paso de pestes y epidemias desde la Peste Negra del siglo XIV hasta la gran peste de 1651 que originó tradiciones que se mantienen hasta nuestros días, como el famoso “Tota Pulchra” declarado Bien de Interés Cultural Inmaterial en 2014, que “es un canto del siglo XVII, que entonamos la víspera de la fiesta de la Inmaculada, que aquí perdura”, afirma Villacampa.

Códices miniados, incunables, tallas de imágenes, sargas, relicarios de plata y una peana procesional son las piezas que, procedentes de distintas iglesias y parroquias de la diócesis de Huesca, integran esta muestra que se completa con textos y documentación gráfica que explican las diferentes pestes, los hechos y situaciones vividas y las devociones y santos protectores ante la calamidad.

Hasta el 3 de julio

La exposición permanecerá abierta hasta el 3 de julio de 2021. Será inaugurada hoy, presentándola ante los medios de comunicación a las 12 de la mañana, y por la tarde con la conferencia “Peste y epidemias: imágenes de dolor y muerte a través de la historia”, a cargo de Susana Villacampa, técnica del Museo Diocesano.

La entrada para ver la exposición es gratuita hasta el 12 de junio, de lunes a viernes, de 17.30 a 19.30 horas. En otro horario y pudiendo visitar también el Museo Diocesano, con las tarifas habituales, así como hasta el 3 de julio. Los viernes habrá una visita guiada a las 18.00 horas, previa solicitud en el teléfono del Museo (974231099).

“De todas formas, empezamos la exposición con estas fechas y horarios, pero iremos viendo las peticiones, puesto que se trata de adaptarnos a los intereses de los visitantes”, ha destacado Susana Villacampa, a la vez que ha ofrecido la dirección electrónica para consultar dudas o concretar visitas (patrimonio@diocesisdehuesca.org).

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?