Diócesis

La diócesis de Cartagena presenta un nuevo sistema para formar a líderes en la nueva evangelización

Se trata de "Células parroquiales" una nueva manera de ser parroquia que tiene sus raíces en la Iglesia primitiva y que está orientada a transformar a los fieles laicos en discípulos misioneros

Presentación de Células Parroquiales.
photo_cameraPresentación de Células Parroquiales.

El equipo de promoción del Sistema de Células Parroquiales de Evangelización – España, visitó la Diócesis de Cartagena para presentar y compartir esta experiencia de Nueva Evangelización y Discipulado con toda la diócesis. Una presentación similar a la que ya hicieron en octubre en la diócesis de Cádiz y Ceuta.

Desde la Vicaría de Evangelización de la Diócesis de Cartagena, encabezada por D. José León, vicario de Evangelización, se organizan las Jornadas de “Formación de líderes para una Iglesia en salida” con las que se pretende ayudar al cambio de mentalidad necesario para evangelizar hoy y capacitar a líderes para llevar a cabo la misión de extender el Evangelio.

El año pasado, se presentó Alpha, como un método de primer anuncio. En octubre presentaron la Acción Católica General (ACG) como un itinerario de formación de laicos para la transformación misionera de las parroquias. Y para este mes de marzo invitaron a las Células Parroquiales de Evangelización.

Las Células Parroquiales de Evangelización, son un sistema de nueva evangelización que nació en 1987 en la Parroquia San Eustorgio de Milán, actualmente están presentes en parroquias de más de 20 países y que son la base de vivificar, dinamizar y renovar la parroquia. No son sólo un método de primer anuncio, son sobre todo un camino de discipulado. Evangelizar es hacer discípulos.

La Parroquia como comunidad de pequeña comunidades

Las Células no son un grupo o un movimiento más en la parroquia. El sistema de Células es una nueva manera de ser parroquia que tiene sus raíces en las primeras comunidad cristianas de la Iglesia primitiva, y que está orientada a transformar a los fieles laicos en discípulos misioneros, informan en un comunicado. 

Las Células viven de la parroquia, parten de ella y viven para ella. Todos sus miembros se van integrando en la vida de la comunidad, participando en las celebraciones, teniendo un turno de adoración en la capilla por la Nueva Evangelización de la parroquia y por supuesto, participando activamente en la pastoral de la parroquia.

Las Células tienen como uno de sus objetivos, que todos sus miembros se integren a la vida de la comunidad parroquial, creando nuevos ministerios y sobre todo integrándolos en los grupos parroquiales existentes.

Una necesaria conversión pastoral

Se trata de pasar de una parroquia de actividades a una parroquia viva y ministerial. Pasar del activismo a la vitalidad, de la conservación a la evangelización, de la colaboración a la corresponsabilidad. Para ello es necesario un cambio de mentalidad en la que el párroco con los laicos corresponsables, tengan visión compartida de parroquia. Y en las que el Pastor tome la iniciativa, gue la experiencia, forme líderes e integre a todos en esta misión.

Cada encuentro de Célula consta de siete momentos, todos ellos orientados a la evangelización y a hacer discípulos misioneros. Además de que cada miembro de la célula es acompañado por el líder, que es la persona clave en este método y que tiene
como misión formar nuevos líderes y discipular a los miembros de las célula.

En este proceso de discipulado también se aprende a evangelizar. Por ello, en la Célula a cada miembro toma consciencia de su misión como bautizado y en este proceso discipulado poco a poco aprende a evangelizar, evangelizando, a través del
método propio de este sistema. 

La adoración eucarística, pilar fundamental de este sistema

La adoración es la base y el pilar fundamental de la evangelización. Por ello, el primer paso para implantar este sistema en una parroquia, es la creación de una capilla de adoración por la Nueva Evangelización. La experiencia es que la adoración transforma a las personas y transforma la parroquia.
 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable