Diócesis

Caso Fundaciones: uno de los investigados explica por carta a todos los obispos por qué se ha querellado contra Osoro

Manuel Fernández lamenta que el arzobispo de Madrid nunca le recibiera y apela al diálogo para “limpiar públicamente su reputación”

Parroquia San Jorge (Madrid).
photo_camera Parroquia San Jorge (Madrid).

El llamado "Caso Fundaciones" de la archidiócesis de Madrid continúa. A la espera de la celebración de los próximos juicios, en los que la Justicia deberá dirimir si la ventas de algunas propiedades de las fundaciones fueron o no perjudiciales para dichas fundaciones y si hubo personas que se enriquecieron injustamente a través de ellas, como acusan algunos afectados implicados en las fundaciones, uno de los investigados se ha vuelto a dirigir a todos los obispos de España mediante una carta, para explicar y detallar  todo lo acontecido y, fundamentalmente, argumentar porque se vio obligado a querellarse contra el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, presidente nato de las fundaciones afectadas. 

El autor de la carta es el abogado Manuel Fernández Clemente, profesional independiente que desarrollaba las funciones de Secretario del Patronato de la Fundación Santísima Virgen y San Celedonio (en adelante, FSVSC) y la Fundación de Santamarca y San Ramón y San Antonio (en adelante, FUSARA). También era Compliance Officer en la FSVSC, en ambos casos nombrado por los propios patronos de las dos fundaciones.

Voluntad de olvidar y apelar al diálogo 

Clemente ya envió una primera carta a los obispos el pasado 22 de abril para exponerles todo este asunto. El objetivo principal de esta segunda carta es explicar porque se ha querellado contra el arzobispo de Madrid y reiterarle su "sincero pesar por tener que haber actuado así contra el Arzobispo de Madrid D. Carlos Osoro Sierra y mi voluntad de olvidar y apelar al diálogo para poner fin a esta situación,  bajo la única premisa de que se limpie públicamente mi honorabilidad y reputación, como creo que es de justicia", dice Fernández Clemente. 

Explica de nuevo que Carlos Osoro Sierra "no sólo conocía esas operaciones, sino que las autorizó", en referencia a la venta de ciertas propiedades de las fundaciones con el fin de sanear la economía de las mismas. Así mismo, los patronos de las Fundaciones también aprobaron estas operaciones. 

Javier Belda 

"Creo que resulta de justicia resaltar que si bien la contestación social a las operaciones de venta de la FSVSC y de FUSARA ya se inició a mediados de 2019, no es hasta la llegada de D. Javier Belda Iniesta a la Archidiócesis de Madrid y las formas en que decide desarrollar la investigación canónica que se le encomendó, cuando empiezan a aparecer las calumnias y la campaña de hostigamiento contra mi persona, campaña a la que luego se suman otras personas", expone. 

En base a sus informaciones, Fernández Clemente considera que con la llegada de Javier Belda Iniesta y el desarrollo de su investigación canónica, "esta ratificación o validación por dichos órganos pretende ser de repente por él enmendada e ignorada. De esta forma, mientras aparentemente presenta a los patronos de diversas fundaciones las conclusiones a las que ha llegado durante su investigación canónica de las operaciones de venta, D. Javier Belda Iniesta trata de imponerles interesadamente una falaz versión de los hechos consistente en sostener que todo lo efectuado hasta entonces respecto de dichas ventas (validadas ya, insisto, por los organismos públicos competentes) era manifiestamente irregular y había sido fruto de una trama y de oscuras maquinaciones llevadas a cabo por un grupo de personas (entre las que me incluye) que son escogidas como chivos expiatorios o cabezas de turco", expone en su carta. 

El abogado insiste que hasta no hace mucho consideraba que la investigación canónica legítimamente ordenada por D. Carlos Osoro Sierra respecto de ambas ventas, tenía como único objeto ofrecer una respuesta desde la Archidiócesis de Madrid a la contestación social que ambas provocaron y a la amenaza de querella contra el propio Arzobispo hecha por un grupo de feligreses de la Parroquia de San Jorge.

Conciliábulo de personas cercanas a Osoro 

"Ahora sin embargo estoy plenamente convencido de que tras dicha investigación canónica ya se encontraba un objetivo claramente marcado de forma previa por un conciliábulo de personas cercanas a D. Carlos Osoro Sierra: primero revertir ambas operaciones de venta y luego colonizar puestos relevantes en la Curia diocesana y en las referidas fundaciones (y en otras de la Archidiócesis de Madrid) y satisfacer así sus propios intereses personales y ambiciones profesionales y económicas", sostiene Manuel Fernández. 

Además, sostiene que en el seno de la Archidiócesis de Madrid ha existido un plan previamente orquestado "por una camarilla de personas que, movidas por su propio provecho, vienen sistemáticamente engañando (o cuanto menos mal asesorando, a sabiendas) al Arzobispo, para desprestigiar el buen nombre de ciertos individuos (antiguos colaboradores de confianza de D. Carlos Osoro Sierra, entre los que me incluyo)". 

Estos son los nombres de las personas a las que se refiere: D. José Cobo Cano (Obispo Auxiliar de la Archidiócesis de Madrid);  Javier Belda Iniesta (Investigador Delegado del Arzobispo para las operaciones de venta); Javier Lapastora Turpín (miembro del Consejo de Asuntos Económicos de la Archidiócesis, uno de los autores del Informe de Price Waterhouse Coopers denominado “Mejora del proceso de gestión de las fundaciones en la Archidiócesis de Madrid” de febrero de 2017 y con intereses profesionales en el sector inmobiliario); Jose Luis Bravo Duró (Ecónomo de la Archidiócesis de Madrid); y Fausto Marín Chiva (Diácono Permanente de la Archidiócesis y persona que, desde hace un año y medio, aproximadamente, viene siendo nombrado por el Arzobispo de Madrid como Presidente Delegado y Secretario de muchas fundaciones).

Esconder otras actuaciones

 "Y es que sinceramente considero que se ha llegado a un punto en el que el denominado “Caso Fundaciones” se ha convertido en una mera e interesada cortina de humo mediática (y con poco recorrido judicial como pronto confío en que pueda comprobarse) para tapar o esconder otras actuaciones de este grupo de personas cercano a D. Carlos Osoro Sierra. No en vano, me produce un profundo desasosiego tener la sensación de que las actuaciones de estas personas exceden con mucho el marco de la propia investigación canónica inicialmente decretada por D. Carlos Osoro Sierra y encomendada a D. Javier Belda Iniesta, decisión arzobispal que siempre respeté aunque ciertamente me planteaba dudas de que pudiera llevarse a cabo sobre fundaciones de naturaleza civil como la FSVSC y FUSARA", sostiene Manuel Fernández en su carta. 

Así mismo, el abogado enumera hasta ocho graves actuaciones protagonizadas por Javier Belda y este grupo de personas. Por cierto, recuerda que existe una comisión contra Javier Belda Iniesta  de un presunto delito de falsedad documental al no poder acreditar ante la Universidad Católica de Murcia (UCAM) varios de los títulos académicos que figuran en su currículo y que ha motivado su cese de todos los cargos en dicha Universidad. "D. Carlos Osoro Sierra, creo que mal asesorado en este punto, parece validar tal actuación al mantener a su lado a D. Javier Belda Iniesta", señala Fernández. 

Querella ante la jurisdicción penal 

A la vista de estos "gravísimos hechos", y tras más de un año de enviar a Carlos Osoro cartas y burofaxes para recuperar el diálogo, y no recibir respuesta por parte del arzobispo, ha tenido que emprender distintas acciones legales, la última una querella interpuesta el pasado 19 de octubre, ante la jurisdicción penal contra "D. Carlos Osoro Sierra, D. Javier Belda Iniesta, D. Pedro Negro López (Presidente Delegado de la FSVSC), D. Alberto Andrés Domínguez (patrono Vicepresidente de la FSVSC y Secretario Canciller de la Archidiócesis de Madrid), D. Juan Carlos Vera Gallego (patrono de la FSVSC y Vicario de la Vicario I de la Archidiócesis de Madrid), y D. Adolfo Lafuente Guantes (patrono de la FSVSC y párroco de  la iglesia de Ntra. Sra. del Carmen y San Luis de Madrid y anterior Delegado para las Fundaciones Civiles de la Archidiócesis de Madrid). Y ello como presuntos autores de un delito continuado de calumnias (art. 205 CP), de un delito continuado de injurias (art. 208 CP), un delito continuado de falsedad documental (art. 292 CP) y un delito de estafa procesal (art. 250.1.7 CP)". 

La carta completa se puede leer aquí. 

 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable