Diócesis

Las Casas de Espiritualidad de Valencia reabren en verano: oración, descanso y naturaleza

Cerca de 25 centros están preparados para acoger grupos y familias con las medidas sanitarias aprobadas

Monasterio Santo Espíritu del Monte.
photo_camera Monasterio Santo Espíritu del Monte.

Cerca de 25 Casas de Espiritualidad en la diócesis de Valencia, regidas en su mayoría por religiosas y religiosos de distintas órdenes y congregaciones, han reabierto ya sus instalaciones o lo harán en los próximos días, con las medidas de seguridad establecidas, tras haber permanecido cerradas este tiempo por la pandemia del Covid-19.

De esta manera, vuelven a abrir sus puertas "para ofrecer momentos de oración, descanso y de escucha de la Palabra de Dios", coincidiendo además con las vacaciones de los meses del verano, según indican a Religión Confidencial  fuentes del arzobispado.

Así, hay Casas de Espiritualidad y de Ejercicios Espirituales en localidades como Benaguasil, Benirredrá-Gandia, Gilet, Godella, Jávea, Aguas Vivas, Lliria, L´Olleria, Moncada, Alcoi, Alaquàs, Puçol, Requena, Serra, Siete Aguas, Torrent o Viver, muchas de las cuales permiten disfrutar de la naturaleza y están preparadas para acoger grupos y familias, este año atendiendo a las disposiciones por la crisis sanitaria.

Espiritualidad, naturaleza y descanso
 

En la mayoría de ellas, se puede compartir con los religiosos algunas de sus actividades cotidianas. No obstante, “como aún existen limitaciones, es aconsejable consultar previamente las condiciones, tales como número máximo de personas, medidas higiénicas o estancias mínimas”.

Entre otras, figura la Casa diocesana de Nuestra Señora de los Ángeles, en Jávea, que se encuentra en la gran explanada que forma el lomo del Cabo de San Antonio y dispone de amplias zonas de naturaleza,  y también la Casa diocesana de la Barraca de Aguas Vivas.

En Benaguasil, el Monasterio cisterciense Santa María de Gratia Dei dispone de hospedería abierta a quien busque un lugar de silencio, de oración, y descanso, y también organiza visitas guiadas para conocer el monasterio y la vida y labor de las religiosas cistercienses, con degustación de los productos artesanos que elaboran.

De igual forma, en Gilet, el Monasterio Santo Espíritu del Monte, regido por religiosos franciscanos, ubicado en el parque natural de la sierra Calderona, ofrece en sus instalaciones una hospedería en un emplazamiento que es, además, origen de rutas de senderismo.

Asimismo, el Centro de espiritualidad de la Fraternidad Misionera del  Verbum Dei, en el término de Siete Aguas, ofrece en plena naturaleza escuelas de oración y escuelas de la Palabra, convivencias y retiros.

Por su parte, el convento de los capuchinos de l´Olleria está abierto como lugar de retiro y descanso también para quienes quieran compartir la vida diaria y espiritualidad de los religiosos. Y, en esta misma localidad se encuentra el Monasterio de los Santos Patronos de Europa, regentado por las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará.

Espiritualidad carmelitana 
 

Igualmente, en Puçol, el Monasterio de las Carmelitas acoge a grupos que pueden disfrutar de la espiritualidad carmelitana, además del mar, del pueblo, y de una amplia huerta de naranjos que lo rodea y, en Serra, el Monasterio de las Carmelitas Descalzas de Santa Teresa y San José tiene una hospedería y casita de oración en contacto con la naturaleza.

De igual forma, las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús ofrecen en Benirredrá-Gandía casa de espiritualidad; el Instituto Secular de las Obreras de la Cruz, y las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada, en Moncada; las Hermanitas de San José de Montgay, en Real de Gandía y las Dominicas de la Anunciata, en Requena. Por su parte, perteneciente a la parroquia San Pascual Bailón de Valencia, se ubica en Viver (Castellón) la Casa Nuestra Señora de Aguas Blancas.
 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?