Diócesis

Cañizares pide a los sacerdotes que las iglesias estén abiertas todo el día

En una carta expresa su dolor ante la portada de un periódico: “El olvido de Dios en plena pandemia, las iglesias se vacían”

El arzobispo de Valencia, cardenal Antonio Cañizares.
photo_camera El arzobispo de Valencia, cardenal Antonio Cañizares.

El arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, ha dirigido una “Carta a toda la diócesis”, con fecha 25 de enero, reflexionando sobre la pandemia, ante la que reconoce una situación en la que “andamos un poco o bastante sobrecogidos, cohibidos” (…) yo también tengo miedo”, y haciendo un llamamiento a la esperanza.

Al comienzo de la carta, relata el dolor que le produjo, hace unos días, leer “en la portada de un periódico, algo así: ‘el olvido de Dios en plena pandemia, las iglesias se vacían”.

Recuerda a santa Teresa de Jesús, copatrona de España, con el “nada nos turbe ni espante” y “solo Dios basta”.

“Necesitamos comulgar realmente”
 

“Os digo en estos momentos que necesitamos vivir esa fe, acrecentar esa fe, pedir al Señor que aumente nuestra fe; y para ello participar realmente en la Eucaristía, escuchar la Palabra de Dios en ella, tomar parte en la celebración del misterio de la fe, comulgar realmente -comer el Pan de la vida-, no sólo espiritualmente. Orar y adorar al Santísimo, realmente presente en este sacramento de la fe, de la verdad y de la caridad”, continúa el arzobispo de Valencia.

Para esa participación real en la Eucaristía – “y no sólo por TV o internet, u otros medios de las nuevas redes” -, Cañizares pide que “celebremos presencialmente la Eucaristía (…) tenéis no sólo el permiso, sino el ruego de que cuantas veces sea necesario u oportuno hacerlo lo hagáis, guiados de la prudencia”.

Iglesias abiertas todo el día

“La fe no puede mantenerse sin la Eucaristía. Los cristianos de hoy, como los cristianos y mártires de los primeros siglos, no podemos vivir sin la Eucaristía. También os pido que tengáis las iglesias abiertas todo el día, con el Señor, el Santísimo, expuesto para que los fieles puedan estar con el Señor, orando y adorándolo y vosotros mismos también. No lo dudéis: el pueblo fiel necesita la Eucaristía, como nos muestra Dios mismo en tantos testimonios a lo largo de la historia en momentos difíciles y en pruebas, como hoy sucede”, continúa el arzobispo de Valencia.

Al acabar la Carta que dirige a “todos”, señala expresamente  que la dirige “sobre todo a mis queridos hermanos y amigos sacerdotes”.

 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?