Diócesis

Cañizares convoca un Sínodo Diocesano para “impulsar el panorama evangelizador del Papa Francisco”

El arzobispo de Valencia ha justificado la convocatoria en la necesidad de llevar a cabo “una nueva evangelización cada día más urgente y apremiante"

Cañizares en la presentación del Sínodo.
photo_cameraCañizares en la presentación del Sínodo.

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, anunció ayer a mediodía la convocatoria de un Sínodo Diocesano “para impulsar entre nosotros el amplio y esperanzador programa de evangelización y pastoral que nos traza el Papa Francisco en continuidad con las enseñanzas de los Papas que le han precedido, aplicando el Concilio Vaticano II”.

El titular de la archidiócesis de Valencia precisó que convoca el Sínodo Diocesano, en la conclusión del Año Santo Jubilar por el VI Centenario de la muerte de San Vicente Ferrer, así como en el centenario de la consagración de Valencia y del conjunto de España al Sagrado Corazón de Jesús, y como consecuencia también del Proceso de Reencuentro Sacerdotal puesto en marcha el año pasado en la diócesis de Valencia.

Cañizares justificó la convocatoria en la necesidad de llevar a cabo “una nueva evangelización cada día más urgente y apremiante”.

Último Sínodo diocesano en 1986

Hizo el anuncio ante cientos de sacerdotes reunidos en el Seminario de Moncada, en la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, recordando que “la Iglesia en Valencia tiene una larga y rica tradición de Sínodos Diocesanos”, recordando el último de ellos, que tuvo lugar entre 1986 y 1987, convocado por el entonces arzobispo de Valencia, monseñor Miguel Roca.

El Sínodo diocesano es una asamblea de sacerdotes y de otros fieles escogidos de la Iglesia particular que prestan su ayuda al Obispo de la diócesis para bien de toda la comunidad diocesana, según el Código de Derecho Canónico.

Miembros de un Sínodo diocesano

Se convoca cuando lo aconsejen las circunstancias, a juicio del Obispo de la diócesis, después de oír al consejo presbiteral.

Al Sínodo diocesano han de ser convocados como miembros sinodales, y tienen el deber de participar en él, el Obispo; los Obispos auxiliares; los Vicarios generales y los Vicarios episcopales así como también el Vicario judicial, los canónigos de la Iglesia Catedral, los miembros del consejo presbiteral; fieles laicos; también los que son miembros de institutos de vida consagrada, a elección del consejo pastoral, en la forma y número que determine el Obispo diocesano; el rector del Seminario Mayor diocesano, los arciprestes; al menos un presbítero de cada arciprestazgo, elegido por todos los párrocos; algunos Superiores de institutos religiosos y de sociedades de vida apostólica que tengan casa en la diócesis, que se elegirán en el número y de la manera que determine el Obispo diocesano.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?