Diócesis

Cañizares clausura en Gandía el Año Santo Jubilar de San Francisco de Borja

Lo concedió el Papa Francisco para conmemorar el 350 aniversario de la canonización del santo y el 450 aniversario de su muerte

El cardenal Cañizares clausura el Año Jubilar de San Francisco de Borja.
photo_camera El cardenal Cañizares clausura el Año Jubilar de San Francisco de Borja.

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, presidió ayer  en la Colegiata de Gandía la clausura del Año Santo Jubilar de San Francisco de Borja, concedido a la diócesis por el papa Francisco para conmemorar el 350 aniversario de la canonización del santo y el 450 aniversario de su muerte.

El arzobispo ofició una Eucaristía solemne de pontifical en la Insigne Colegiata de Gandía, ciudad natal del santo, y por la tarde tuvo lugar una procesión a partir de las 20 horas.

La misa ha sido concelebrada por el abad de la Seo Colegiata, Ángel Saneugenio, así como por los sacerdotes invitados a participar en la misma, de las parroquias de Gandía, presbíteros hijos de Gandía y otros vinculados a la ciudad.

Misas, exposiciones y peregrinaciones

Durante este tiempo, han sido templos jubilares la Colegiata de Gandía, las iglesias que pertenecen o han pertenecido a la Compañía de Jesús en Valencia, la parroquia de Santa Cruz de Llombai, la parroquia de la Natividad de Nuestra Señora de Turís y las parroquias de la Archidiócesis de Valencia que tienen al santo como titular.

La diócesis ha conmemorado a lo largo del año la figura de San Francisco de Borja, fundamentalmente en aquellas parroquias y lugares dedicados y vinculados al santo, con misas, conferencias, exposiciones, conciertos, procesiones y peregrinaciones.

Clausura en Valencia

La parroquia de San Francisco de Borja de Valencia celebró el domingo pasado, 2 de octubre, la clausura del Año Jubilar con una misa presidida por el párroco Pedro Miret precedida por una procesión de entrada con la reliquia ex-ossibus de San Francisco de Borja.

La celebración contó con la participación del coro parroquial de voces y órgano, y de los distintos grupos de la pastoral parroquial, la Asociación Apostolado de la Divina Misericordia de Valencia y representantes de otras asociaciones e instituciones diocesanas.

El Año Jubilar  ha dado “como frutos pastorales, la creación de nuevos grupos, como la catequesis de post-comunión”, destacó Miret. “Ahora comenzamos un nuevo curso pastoral que continuará recogiendo frutos jubilares”.

Asimismo, en la celebración fue expuesto un cuadro de San Francisco de Borja traído desde Perú por un feligrés de la parroquia de Yunguyo que tiene como titular al santo duque.

Al término de la celebración, se cantaron los gozos en honor al santo y en el atrio de la iglesia fue descubierta una placa conmemorativa del Año Santo. Finalmente, tras rezar la oración jubilar y orar por las intenciones del Papa, quedó clausurada la Puerta de la Misericordia.

San Francisco de Borja

San Francisco de Borja (Gandía, 1510-Roma, 1572) fue fiel seguidor de San Ignacio, segundo General de la recién fundada Compañía, sacerdote, laico presente y activo en la vida pública pues, además de duque de Gandía y marqués de Llombai, fue consejero de Carlos V, Virrey de Cataluña, tuvo que ver con la célebre batalla de Lepanto -decisiva para la Europa cristiana y para la Iglesia-, fue amigo de Santa Teresa de Jesús y de San Juan de Ávila, entre otros santos, y padre ejemplar de ocho hijos en su vida de matrimonio.

Se casó a los 19 años, tuvo ocho hijos y, tras enviudar, ingresó en la Compañía de Jesús. Carlos V lo propuso como Cardenal, pero Francisco de Borja renunció. Fue el tercer General de la Compañía de Jesús, en Gandía fundó el primer colegio jesuita de Europa y promovió otros 20 más en España. Fue beatificado en 1624 y canonizado en 1671.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes