Diócesis

Bendición del peregrino todos los días en Valencia a quienes emprenden el Camino de Santiago

En la iglesia de San Juan del Hospital, lugar de inicio de ruta de la peregrinación desde Levante

Bendición en Valencia a peregrinos Camino de Santiago.
photo_cameraBendición en Valencia a peregrinos Camino de Santiago.

La iglesia de San Juan del Hospital de Valencia, lugar de inicio de ruta de la peregrinación a Santiago de Compostela desde Levante, ofrece todos los días la “bendición del peregrino” a todos aquellos que emprenden el Camino a la capital compostelana.
La bendición se imparte tras la misa de las 19 horas en la iglesia, en donde además los peregrinos pueden sellar su credencial.

En la iglesia de San Juan del Hospital de Valencia estuvo ubicado el primer albergue de la ciudad para peregrinos en el siglo XIII, regentado por los antiguos Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén y la iniciativa de la bendición y sello de las credenciales fue puesta en marcha por la iglesia con el apoyo de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de la Comunidad Valenciana.

Se trata de una bendición especial, que se imparte sobre los peregrinos que comienzan el Camino de Santiago, independientemente de cuál sea la salida de su camino, “con el objetivo de que se sientan reconfortados para iniciar su viaje”, han manifestado fuentes de la iglesia valenciana a Religión Confidencial.
coroPrecisamente, la Asociación Amigos del Camino de Santiago de la Comunidad Valenciana ha reabierto ya su sede, en la calle Jerónimo Muñoz, 32, tras el estado de alarma, aunque en este tiempo no ha dejado de atender las llamadas de personas que pedían información. 

La asociación está entregando de nuevo credenciales “para todos los Caminos, no sólo el valenciano, que pueden realizarse atendiendo a las normas de seguridad y con muchas previsión dado que muchos albergues se encuentran cerrados”, afirman desde la entidad.


Agradecimiento de un peregrino tras el estado de alarma

Uno de los peregrinos, vecino de Algemesí (Valencia) y carpintero de profesión, que decidió emprender el Camino de Santiago el pasado mes de junio, ha agradecido a la iglesia de San Juan del Hospital y a la Asociación Amigos del Camino de la Comunidad Valenciana su acogida y ayuda porque “aun estando  en  estado de alarma, han dado auxilio a mi llamadas y correos, dando esperanza a mi desespero”.

Según explica en una carta este peregrino, dos amigos suyos enfermos son el motivo de preparar ahora el camino, “dos personas imprescindibles, que polinizan alegría, esperanza, bondad y generosidad, y que están luchando contra la enfermedad con una entereza digna de héroes”.

“La emoción, la ilusión y la esperanza de mis amigos al recibir la credencial, al recibir mi invitación a peregrinar y vivir, es tan abrumadora - me hace sentir pequeño y a ellos tan grandes - que lejos de sentir que les estoy ayudando, que les quiero y que les quiero salvar, me siento ayudado, me siento querido y siento que me están salvando a mí”, afirma.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes