Diócesis

Luis Argüello ha asumido la dirección

El obispo auxiliar de Valladolid se instala en el Seminario para fortalecer a los 33 candidatos tras la muerte del rector

La archidiócesis no ha comunicado la causa del fallecimiento del sacerdote Fernando García “por respeto a su familia”

Luis Argüello, obispo auxiliar de Valladolid, (a la derecha), en la presentación del Domund 2017.
photo_camera Luis Argüello, obispo auxiliar de Valladolid, (a la derecha), en la presentación del Domund 2017.

El obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, ha trasladado su residencia al Seminario Diocesano, tras el fallecimiento de su joven rector (41 años), Fernando García Álvaro, que falleció el sábado 7 de octubre. Apareció muerto en la localidad de Puente Duero junto a su vehículo y sin signos de violencia.

La archidiócesis de Valladolid no ha emitido ningún comunicado aclarando las causas del fallecimiento del joven rector, “por respeto a su familia, y sobre todo a sus padres que están con mucho dolor”, explican a Religión Confidencial desde la delegación de comunicación del arzobispado.

La diócesis continúa todavía conmocionada por la inesperada muerte de Fernando García Álvaro, fundamentalmente los 8 seminaristas del Seminario Mayor y los 25 del Menor.

Esta es una de las razones por las que el mismo obispo auxiliar, Luis Argüello, quien ya fuera rector del seminario diocesano entre 1997 y 2011, ha asumido la dirección del centro, para acompañar, consolar y fortalecer a los seminaristas, apuntan las mismas fuentes a RC.

“La gente le quería muchísimo”, subrayan desde la delegación de comunicación de la archidiócesis.

Luis Argüello no solo ha asumido la dirección del Seminario por encargo del arzobispo Ricardo Blázquez, sino que también, ha trasladado su residencia en el centro diocesano, para acompañar a los 33 seminaristas.

Argüello permanecerá en el cargo, hasta que el cardenal arzobispo, Ricardo Blázquez, designe al que será nuevo rector del centro educativo.

Funeral en el Seminario

El Seminario celebró el pasado 20 de octubre un funeral a las 17.45 de la tarde, hora en que diariamente, los seminaristas mayores rezaban vísperas junto a su rector, informa la archidiócesis. Una emotiva despedida presidida por Blázquez, y concelebrada por Argüello, numerosos sacerdotes y 2 diáconos.

En su homilía, Ricardo Blázquez agradeció el trabajo pastoral que Fernando desempeñó en las distintas funciones que le fueron encomendadas. En este sentido, el prelado vallisoletano, recordó que un sacerdote gasta su vida en el servicio a la comunidad y el anuncio del Evangelio.

Uno de los momentos más significativos de la celebración, tuvieron como protagonistas a los seminaristas, que se hicieron eco a través de un testimonio escrito, de los sentimientos de tristeza y esperanza que les embargan tras la pérdida de su rector.





Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes