Diócesis

El arzobispo de Granada comienza una serie de escritos inéditos en torno a la Guerra Civil española

Javier Martínez pretende con estos textos una purificación de la Iglesia en España: "Mientras esa purificación no se dé, difícilmente podremos hablar de reconciliación y de paz"

Arzobispo de Granada
photo_cameraArzobispo de Granada

El arzobispo de Granada, monseñor Javier Martínez, ha comenzado una serie de escritos inéditos en torno a España y a la Guerra Civil Española que serán publicados en una nueva colección en la Editorial Nuevo Inicio. 

El primer texto introductorio hace referencia al escritor católico francés, Georges Bernanos: "No es justo que un cristiano tan grande, y que ha tenido una influencia tan positiva en la vida de la Iglesia a lo largo del siglo veinte, y también en el Papa actual, siga siendo prácticamente un desconocido entre nosotros", subraya. 

Poderosas organizaciones eclesiásticas 

Así mismo, da las gracias a la editorial por publicar estos textos: "Me parecía bueno entonces, igual que me lo sigue pareciendo hoy, que una editorial de la Iglesia publique estas obras. No sólo por facilitar una purificación en profundidad de la conciencia y de la memoria de la Iglesia en España, algo que a mi juicio sigue siendo imprescindible hoy para el bien de la gente en general y de la Iglesia, por más resistencias que encuentre —¡todavía hoy!—, en amplios círculos católicos y en algunas poderosas organizaciones eclesiásticas". 

Para monseñor Martínez "mientras esa purificación no se dé, difícilmente, a mi juicio, podremos hablar de reconciliación y de paz, en ningún sentido profundo o cristiano de ambos términos, ni en nuestra sociedad ni en nuestra Iglesia. Y difícilmente podremos ofrecer el cristianismo con alguna frescura y pretensión de verdad al mundo que viene. Pero también quiero que sea la Iglesia quien publique los ensayos de Bernanos, por muy duras que resulten algunas de sus páginas". 

Crítica al catolicismo ideológico  

El arzobispo de Granada considera que las obras de Bernanos (la guerra civil española, los acuerdos de Munich de 1938, la Segunda Guerra Mundial, la implantación de unas democracias contaminadas después), "constituyen una espléndida reflexión sobre la condición de los católicos en el mundo contemporáneo —era lo que a él verdaderamente le importaba—, y una crítica implacable al catolicismo ideológico, tanto de izquierdas como de derechas, reflexión de la que, al menos nosotros, católicos españoles, tenemos a mi juicio muchísimo que aprender". 

En su opinión, los católicos españoles así como los latinoamericanos incluso los norteamericanos deben de aprender de escritor francés Bernanos. "Lo que una gran parte del catolicismo neo-conservador norteamericano no percibe, sin embargo, igual que muchos de nosotros, es que tanto Bernanos como el Concilio, y como el magisterio pontificio posterior, han luchado infatigablemente contra ese dualismo de la teología moderna, y ello precisamente porque es una enfermedad que no se percibe a simple vista, a diferencia de lo que sucede con la disolución “progre” o marxista del cristianismo en la cultura.

Monseñor Martínez explica a pie de página en qué consiste ese dualismo: "Lo más dramático de ese dualismo, y lo menos perceptible a simple vista es que, al menos en la práctica, se viene a negar o a dejar en la sombra el carácter absoluto de Jesucristo, y en el fondo, su condición divina, que es lo que le permite ser el paradigma pleno y acabado de lo humano, de todo lo humano, ya que el hombre es creado “a imagen y semejanza” de Dios". 

"Pero precisamente por eso es un virus más peligroso -continúa- porque mata a la fe con una muerte dulce, sacando a la fe de la realidad de una manera casi imperceptible, lo que nos permite perderla sin que dejemos de considerarnos católicos, y hasta con buena conciencia, y hasta con un vivo sentido “apostólico”. Perdón, ¿vivo? No, acalorado, que no es lo mismo —el calor puede ser la expresión de un delirio febril—, y con comillas en lo de “apostólico”, porque ese supuesto sentido apostólico es casi imposible de distinguir del marketing y de los métodos de expansión de las ideologías y los partidos en el mundo moderno). Ésa es exactamente nuestra lamentable situación". 

"Caos cultural y moral en que vivimos"

El arzobispo de Granada hace referencia también a otra idea de Bernanos que "cae con mucha frecuencia nuestros catolicismo, en la que tiende a morir —por eso la trampa es mortal—, se halla en esa convicción burguesa, racionalista, típicamente moderna y nada cristiana, de que la evangelización del mundo, la nueva evangelización, digamos, hay que empezarla por la élites y por influir en las ideas de las élites. Y de que ya las élites se ocuparán después de evangelizar al “pueblo”. 

Duras palabras del arzobispo sobre el "caos cultural y moral en que vivimos": "Cuando las heridas y los problemas simplemente se ocultan (o se pasa página sin haberlos afrontado en profundidad), terminan por infectarse y explotar, y que cuando los errores no se corrigen, corren el riesgo de repetirse".

Monseñor Martínez considera que la Iglesia Católica en la España de hoy "no está mejor equipada ni espiritual ni intelectualmente que lo estaba nuestro catolicismo o el catolicismo francés del tiempo de Bernanos —éste último es al que en realidad se dirigen todas sus reflexiones—, para hacer frente a los desafíos que tenemos por delante". 

Y explica con un lenguaje más propios de la teología académica la actual crisis modernista "(o, si se quiere, el conjunto de desafíos que plantea a la vida y a la fe de Iglesia la cultura secular dada a luz en la Ilustración, cada vez más explícitamente post-cristiana y neo-pagana), es una crisis que dura ya al menos dos siglos si se la entiende en sentido amplio, y esa crisis constituye el drama de fondo de nuestra Iglesia y es la fuente del desamparo y de la soledad del mundo que fue cristiano".

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?