Diócesis

El arzobispado de Madrid evita responder sobre las fundaciones porque “existe un proceso judicial en curso”

Aunque no hay una Delegación de Fundaciones sí hay un equipo de trabajo, y afirma que “la máxima preocupación del arzobispo” es que sean fieles a sus fines fundacionales

El cardenal Osoro con los cuatro obispos auxiliares de Madrid.
photo_camera El cardenal Osoro con los cuatro obispos auxiliares de Madrid.

Mañana, viernes, 14 de mayo, se iniciarán las comparecencias en el Juzgado número 28 de Madrid de los nueve investigados por el caso de las supuestas irregularidades en las fundaciones de la archidiócesis de Madrid, comparecencias fijadas también para el 21 de mayo y el 7 de junio.

Entre los citados se encuentran David López Royo, nombrado en su día por Carlos Osoro Delegado de Fundaciones de la archidiócesis; Antonio Javier Naranjo, que fue coordinador-gerente de las fundaciones; y Manuel Fernández Clemente, titular del despacho “Fernández Clemente Abogados S.L”.

Fernández Clemente ha enviado una larga carta a todos los obispos españoles, lo mismo que al nuncio en Madrid, dando su versión sobre lo ocurrido con las fundaciones.

Antonio Javier Naranjo, coordinador-gerente de las 72 fundaciones (18 civiles, 27 canónicas públicas y 27 canónicas privadas), cargo del que fue cesado por decreto arzobispal el 9 de octubre de 2020, ha dirigido una carta al propio Papa Francisco, además de a todos los obispos españoles. Y ha planteado una demanda laboral al arzobispado.

La defensa de David López Royo, nombrado en su día por Carlos Osoro Delegado de Fundaciones de la archidiócesis y que ahora está investigado, ha presentado recurso para solicitar que comparezca ante el Juzgado 28 el arzobispo de Madrid.

Preguntas al arzobispado

Religión Confidencial se ha dirigido por escrito al Arzobispado de Madrid, solicitando información sobre la situación de las fundaciones y las medidas que se han tomado últimamente para su gestión.

Entre otras cosas, se ha planteado lo siguiente:

-Si el informe de PriceWaterHouse de 2017 sigue siendo la hoja de ruta del arzobispado respecto a las fundaciones.

-Cómo está el proyecto de la Ciudad de la Misericordia y si se da por perdido.

-Qué va a hacer la archidiócesis para sanear las fundaciones, sus pérdidas, y obtener mayor rentabilidad económica para cumplir los fines fundacionales y reorganizarlas de forma más efectiva.

-Quién está al cargo ahora del saneamiento y la gestión de estas fundaciones, ya que no existe un Delegado de Fundaciones.

-Sobre la residencia de ancianos de la Fundación Santísima Virgen y San Celedonio pesa una orden municipal de clausura y cierre. ¿Cómo se va a solventar este problema? ¿Dónde se van a reubicar los ancianos? ¿Sufre pérdidas esta fundación?

-Sobre la fundación FUSARA. ¿Sufre pérdidas, puede seguir manteniendo sus fines fundacionales? (el colegio para niños vulnerables y la residencia). Las rentas de esta fundación se obtienen de los alquileres de los bloques de vivienda, ¿qué relación hay con los inquilinos? ¿Es verdad que algunos alquileres son muy bajos?

-¿En qué punto está la investigación canónica?

-¿Por qué el sacerdote Javier Belda, además de investigador canónico, es también secretario de algunas de estas fundaciones?

-¿Tiene pruebas la archidiócesis de que “se la han jugado” al arzobispo, y de qué detrás hay un "entramado u organización criminal"?

Silencio por ahora

A estas preguntas, la respuesta desde el arzobispado de Madrid ha sido que existe un proceso judicial en curso y “no es prudente entrar en determinadas cuestiones”. Y respecto a otras cuestiones, “corresponde abordarlas a las propias fundaciones como entidades autónomas”.

Añade que “la investigación avanza”. Y que “aunque no hay una Delegación de Fundaciones como no la hubo en otros momentos, sí hay un equipo de trabajo en el Arzobispado”.

Concluye que “la máxima preocupación del arzobispo es que las distintas fundaciones vinculadas a la diócesis sean fieles a sus fines fundacionales”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?