Diócesis

Detalles Sínodo de la Familia

El presidente del Pontificio Consejo para la Familia aporta pistas sobre el Sínodo en Barcelona

"El Sínodo de la Familia abrirá una nueva acogida pastoral". El presidente del Pontificio Consejo para la Familia, Vincenzo Paglia , ha sido este fin de semana a Barcelona para participar en la celebración del Día de Familia . Una fiesta litúrgica dedicada a la Sagrada Familia.

Vicenzo Paglia en la Fiesta de la Sagrada Familia de Barcelona
photo_cameraVicenzo Paglia en la Fiesta de la Sagrada Familia de Barcelona
Diócesis

Paglia presidió la celebración eucarística de este domingo por la mañana en la Basílica de la Sagrada Familia , que se hacía paralelamente a la convocatoria a la Basílica de la Anunciación de Nazaret y el Santuario de Loreto para impulasar el Sínodo. Además, el sábado por la tarde dio una conferencia en el Seminario de Barcelona sobre familia y evangelización, donde hubo un amplio espacio de diálogo con el público.

El presidente del Pontificio Consejo planteó la necesidad de una pastoral familiar "más clara e inteligente" y "con diálogo con la sociedad de hoy". Su planteamiento se basó en la necesidad de presentarse como testigos: "es muy importante antes de hablar, testimoniar nuestra felicidad". "Los católicos no debemos decir, debemos mostrar a los demás que es la familia" fue su reflexión para afirmar una pastoral y una transmisión de la fe por "atracción" como propone el Papa Francisco.

Como ejemplo explicó que con los hijos hay que afrontar una "transmisión de la fe, no una transmisión de verdades". O, ante el problema de la baja natalidad pidió a las familias cristianas que vivan de tal manera que "nos envidien los que tienen pocos hijos". También propuso un vínculo más intenso entre los movimientos familiares y las parroquias.

Respecto al próximo Sínodo, que ahora está en la etapa diocesana de recogida de las respuestas al cuestionario , lo presentó como "una oportunidad para que cada iglesia local se confronte con su realidad de la familia". También, respondiendo a una pregunta del público sobre la atención pastoral a familias con padres separados, Paglia explicó que no podía decidir él los detalles pero dijo que "estoy seguro de que el Sínodo abrirá una nueva disponibilidad, una nueva acogida. Sin duda ".

Paglia defendió la importancia de la familia para la sociedad, la economía y el bienestar de las personas para que "cuando la familia está en crisis también lo está la sociedad. Y cuando la familia está sana beneficia a toda la sociedad ". Y explicó que hoy se vive la paradoja de que "las relaciones estables son consideradas como algo imposible que ni siquiera se busca" pero que a la vez "sigue habiendo una fuerte necesidad de familiaridad: estamos hechos para la comunión, no por la soledad ".

Tanto en la conferencia del sábado como en la misa que presidió en la Basílica de la Sagrada Familia, Paglia elogió la belleza del templo - "la basílica más bella dedicada a la sagrada familia" - y como Gaudí dibujó en la obra "el proyecto de una sociedad humana".

La misa del domingo se cerró con una conexión en directo las doce del mediodía con el Angelus del Papa Francisco desde la plaza de San Pedro del Vaticano. Francisco tuvo un recuerdo especial para los inmigrantes y refugiados que como la Sagrada Familia han tenido que abandonar su casa y dijo que "una señal para saber cómo una familia es ver cómo se tratan los niños y los ancianos". Pedir permiso, dar las gracias y pedir perdón, son los tres pilares que situó en el centro de una familia que viva en paz y alegría.

Vincenzo Paglia estuvo acompañado en todos los actos por el arzobispo Lluís Martínez Sistach que lo presentó como un promotor del "ecumenismo cordial, el del corazón" y destacó su labor de mediador durante el conflicto de Kosovo. Paglia siempre ha estado vinculado a la Comunidad de Sant'Egidio, es presidente de la Federación Bíblica Católica Internacional y fue postulador de la causa de beatificación de Oscar Romero.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable