Diócesis

Explica que hay exigencias filosóficas no negociables

Monseñor Sorondo felicita a la Católica de Valencia por ser la única universidad en celebrar los veinte años de la ‘Fides et ratio’

El canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias afirma que la encíclica de Juan Pablo II es la respuesta “a la dictadura del relativismo”

Monseñor Sánchez Sorondo.
photo_cameraMonseñor Sánchez Sorondo.

“La encíclica ‘Fides et ratio’ de Juan Pablo II anima al pensamiento a expresarse del mejor modo en la posmodernidad, donde no reina un modelo cultural sino algo líquido, de modo que fe y razón se fecunden mutuamente y eviten el peligro posmoderno de la fragmentación”, manifestó ayer Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de las Pontificias Academias de las Ciencias y de las Ciencias Sociales, en el curso de verano sobre los veinte años de la encíclica que ha organizado la Universidad Católica de Valencia (UCV).

Monseñor Sánchez Sorondo afirmó a Religión Confidencial que “la UCV es un ejemplo para el mundo porque es la única universidad que celebra los veinte años de esta encíclica de Juan Pablo II, y la universidad está llamada a seguir las indicaciones de este documento, más aún en una universidad católica”.

Sánchez Sorondo destacó que “la filosofía es decisiva, y la que propone esta encíclica es un camino privilegiado, conscientes de que para el cristianismo el punto de partida del hombre no es un capricho, y la razón puede mostrarlo, exponiendo que fe y razón conviven con influjo mutuo sin confundirse”.

Respuesta a la dictadura del relativismo

“Esta encíclica de Juan Pablo II es la respuesta a lo que Benedicto XVI denominó ‘dictadura del relativismo’, expresión que el Papa Francisco también usa en la ‘Laudato Si”, declaró el obispo y teólogo argentino.

Así mismo, subrayó que ‘Laudato Si’ “viene a ser una extensión de la encíclica de Juan Pablo II, ya que, tras asumir Juan Pablo II la verdad de la antropología metafísica para afirmar la trascendencia de la persona, lo que hace el Papa Francisco es asumir las verdades de la ciencia para descubrir los problemas y soluciones de y para la casa común”.

“No reducir la religión a sentimentalismos”

 

También intervino ayer José-Luis Sánchez García, vicerrector de la UCV, haciendo referencia al debate de la asignatura de religión y la enseñanza concertada. Así, destacó que “es muy importante que en la escuela y en la universidad se dé el diálogo fe y razón para no caer en fundamentalismos, reduciendo la religión a sentimentalismos”.

Para el vicerrector de la UCV, “la encíclica de Juan Pablo II es un cántico a la razón (…) pues el cristianismo es la religión de la razón”, y advirtió de que los intentos del actual Gobierno de que la religión no cuente en la escuela suponen “quitar el universo de sentido y volver al mito, a la quiromancia”.

“Los creyentes no tenemos que exiliarnos de la cultura. Las catedrales nos recuerdan toda una historia, así como nuestros misioneros en el mundo, la atención a los discapacitados, a los enfermos, y las universidades católicas que buscan soluciones al hambre en el mundo y que buscan la verdad, también junto con los no creyentes”, destacó Sánchez García.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?