Diócesis

Las ‘historias JMJ’ continúan tres semanas después de que el Papa Francisco abandonara Brasil.

El obispo de Santander, monseñor Vicente Jiménez Zamora, declaró nada más llegar a la Diócesis procedente de Río de Janeiro, que el Papa Francisco transmite 'cercanía de padre y de amigo'.

De padre –preció- porque con su "forma de estar, da seguridad"; y, de amigo, porque te habla "de tú a tú"; de una manera cercana. Además, a través de su mirada y de sus gestos con las manos, "sintoniza muy bien con los jóvenes por las expresiones y jerga que utiliza para ellos".

Monseñor Jiménez, que fue uno de los 14 obispos españoles que participó en la JMJ de Río de Janeiro, precisó que Francisco es un papa muy cercano y directo; pero muy profundo porque "vive hondamente" la experiencia de Dios y la transmite" en los contextos donde él va, como son los niños, los pobres o los ancianos".

Por otro lado, Monseñor Jiménez destacó que en su contacto con la gente y cultura de Brasil había percibido "una iglesia viva, joven y con mucha esperanza. Ellos no hablan del pasado con nostalgia, como quizás ocurre aquí, sino que ven el mundo, en medio de su pobreza, con mucha esperanza y alegría".

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable