Diócesis

El pacto de las monjas de Iesu Communio con la Junta de Castilla y León

Las monjas de Iesu Communio dejarán que San Pedro Regalado se abra a los fieles si la Junta les concede la subvención para rehabilitarlo

Monjas de Iesu Communio en el encuentro con Benedicto XVI en El Escorial
photo_cameraMonjas de Iesu Communio en el encuentro con Benedicto XVI en El Escorial

Las monjas de la congregación religiosa Iesu Communio dejarán que se abra a los fieles el monasterio de San Pedro Regalado de La Aguilera una vez que la Junta de Castilla y León subvencione las obras de rehabilitación del templo, según explicó hoy la portavoz del equipo de gobierno, Azucena Esteban.

La comunidad religiosa mantiene cerrado el monasterio a los fieles para celebrar las ceremonias religiosas como bodas, comuniones y bautizos, debido a que el templo se encuentra en mal estado.

Ante esta situación, y de cara a la celebración de las Edades del Hombre, el Ayuntamiento de Aranda de Duero ha solicitado a la Junta de Castilla y León una subvención de 241.000 euros para llevar a cabo su rehabilitación. De esta manera, el templo “estará abierto al público” para celebrar las ceremonias religiosas, como anunció Esteban.

La concejala explicó que el Ayuntamiento tendrá que llegar a “un acuerdo” con la comunidad religiosa para abrir el templo que, según indicó Esteban, “necesita de una restauración integral”.

En la actualidad, la comunidad religiosa hace uso del monasterio de San Pedro Regalado para ejercer sus actos de culto. La concejala añadió que si el monasterio “está abierto al público”, las monjas de Iesu Communio “necesitan otras instalaciones para su culto diario”. De ahí que la comunidad religiosa haya pedido licencia en el Ayuntamiento de Aranda de Duero para construir un templo de uso propio.


 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes