Diócesis

Ante la huelga del 29-J, el obispo de Cáceres recuerda que es “un derecho de los trabajadores” y “una medida legítima"

El obispo de Cáceres, monseñor Francisco Cerro, ha salido en defensa del comunicado de la Delegación de Pastoral Obrera de su diócesis ante la Huelga General del 29-J. Recuerda que es “un derecho de los trabajadores” y “una medida justa y legítima para la defensa de los derechos y la dignidad de los trabajadores y trabajadoras”.

El obispado insiste, en todo caso, en que "apoyar o no apoyar una convocatoria de huelga y la participación o no en la misma, queda a la libertad de cada trabajador. Su actuación dependerá mucho de su conciencia que, para un cristiano, se pide que esté rectamente formada y que sea acorde con el Evangelio".

Añade la nota que "no siendo ésta una cuestión de fe y costumbres, sino simplemente una cuestión temporal y opinable, los fieles cristianos, como todo ciudadano, están en su derecho de expresar su opinión ante un hecho que afecta directamente a sus trabajos, a sus vidas y a la de sus familiares y de secundar o no una huelga".

El comunicado concluye deseando que "ese día no se produzca ningún altercado que pueda hacer daño a las personas, trabajadores o no, y pedimos que se respete también la libertad de cada trabajador para que ese día pueda secundar la huelga o asistir a su trabajo como cualquier otro día".

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?