De Libros

La urgencia de pensar sobre la Iglesia

Gabriel Richi, decano de la Facultad de Teología de San Dámaso, reflexiona sobre la gran indiferencia hacia la Iglesia que vive el mundo actual

Gabriel Richi Albert.
photo_camera Gabriel Richi Albert.

“El mundo en el que vivimos respira, con gran normalidad y sin un mínimo de inquietud, una gran indiferencia respecto a la Iglesia”. Así comienza este interesante libro sobre la Iglesia, esta eclesiología, del decano de la Facultad de Teología de San Dámaso y profesor de esa materia, Gabriel Richi Alberti, en cierto sentido o en sentido cierto discípulo del teólogo cardenal Ángelo Scola.

¿Por qué es interesante y oportuna esta propuesta? En primer lugar porque me parece urgente la reflexión sobre la Iglesia en este momento, tanto de la historia general como de la propia dinámica de la vida de la Iglesia.

Son no pocos los factores, internos y externos, que demandan un plus de profundización y de explicación sobre la naturaleza trinitaria de la Iglesia, su configuración histórica y su despliegue en la vida y en la relación con el mundo.

Qué se entiende por sinodalidad 

Más allá de las nuevas formas de ejercicio de determinados ministerios, como el petrino, se percibe una necesidad de analizar el enraizamiento en la Tradición, tal y como hizo el Concilio Vaticano II, de algunos fenómenos nuevos que van emergiendo. Por ejemplo, ahora está de moda la sinodalidad. Pues bien, sería necesario aclarar qué se entiende por sinodalidad y qué no.

También es cierto que no son pocas las interpelaciones externas a la Iglesia. El reclamo de una sociedad que vive en procesos de des-institucionalización y que cuestiona a la Iglesia desde ese punto de vista. Lo  mismo ocurre respecto a la unidad de los cristianos o respecto a su relación con el mundo, en sentido amplio. Si no tenemos claro cuál es la identidad de lo cristiano y de los cristianos será más complicado adentrarnos en sus relaciones, aportaciones, y recibimientos, del mundo, por utilizar categorías clásicas.

Por eso una síntesis actualizada de la eclesiología, como la que ahora se nos presenta, no viene nada mal en nuestro esfuerzo de formación eclesiológico. Una propuesta de conversión también a la hora de “pensar la Iglesia”. Máxime si está hecha con la claridad como la que ahora abordamos.

Tratado de Eclesiología 

El profesor Richi Alberti aborda los temas clásicos del tratado de Eclesiología. No en vano en el sustrato de este libro sobresalen los apuntes de su clase. No es manual propiamente dicho. Pero no deja de abordar los temas de la manualística en esta materia.

Pero lo más importante es que lo hace desde una adecuada concepción eclesiológica. Puede haber matices y temas de debate. Este profesor ya lo hizo con otros colegas sobre algún aspecto, y de forma pública. Pero lo que no se puede negar es que parte de núcleos conceptuales acreditados, como por ejemplo los de la concentración antropológica y la concentración sacramental, según la terminología de Scola.

Concilio Vaticano II 

En este sentido, hay que destacar que como el profesor Richi es un especialista en el Vaticano II, son interesantes las referencia que hace a la hermenéutica del Vaticano II. Siempre sosteniendo la tesis de la hermenéutica de la continuidad. Por tanto no separa el contenido doctrinal del pastoral, no cede ante oposiciones tipo letra/espíritu, evento/corpus doctrinal.

Además, encontramos en este volumen algunas interesantes sugerencias, como la expresión “sacramento del misterio”, utilizada por Marie-Joseph Le Guillou, o la de que la Iglesia es pueblo real en cuanto sacramento de la libertad en el mundo.

Y, por supuesto, no se olvida de los capítulos habituales, la pregunta por la esencia de la Iglesia, por su origen, por la sacramentalidad, por la santidad, la communio, la catolicidad, la unidad…

Por cierto que el título del libro responde de la obra “El misterio del pórtico de la segunda virtud” de Péguy referido a la índole sacramental del pueblo de Dios, la potencia paradójica de nuestra fe.

Una débil criatura lleva a Dios.

Vademécum de eclesiología.

Gabriel Richi Alberti

Didaskalos

Portada del libro.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes