De Libros

Una nueva y breve introducción al cristianismo

El libro del profesor y sacerdote Juan Luis Lorda sirve para analizar en qué momento cultural del cristianismo nos encontramos

Juan Luis Lorda.
photo_camera Juan Luis Lorda.

Confiesa el profesor Juan Luis Lorda, docente de la universidad de Navarra en Dogmática y Antropología, que este libro se ha hecho para explicar sencillamente el cristianismo. Lo consigue, sin duda. Una tarea hoy urgente no solo destinada a quienes no conocen nada del cristianismo sino a los que tienen una versión deformada de Cristo, de la Iglesia, de lo cristiano.

El volumen se ha construido con materiales utilizados tanto en los cursos para universitarios como en las intervenciones que el autor tuvo en el programa “Alborada” de Radio Nacional de España. En el proceso de reelaboración se percibe cómo el profesor Lorda va añadiendo aspectos que han quedado pendientes en apartados anteriores, lo que produce, sobre todo por los últimos capítulos, una satisfacción en el lector.

Momento cultural actual 

Cuando estaba leyendo el libro, que además de una invitación a la fe es una introducción a la fe, me acordé, como no podía ser menos, del profesor Joseph Ratzinger. Cada libro de esta naturaleza, que en cierta media se podría relacionar con el género apologético, aunque ahora pese más lo narrativo,  es deudor de un contexto histórico, de la serie de interpelaciones que en el momento cultural, social y eclesial en el que se ha elaborado están actuando.

De este forma el libro del profesor Lorda sirve para analizar en qué momento cultural del cristianismo nos encontramos. Por cierto que dentro de las genialidades en la forma de escribir está la frecuente utilización de refranes, dichos populares.

Catecismo de la Iglesia Católica 

La estructura del libro tira al modelo clásico. Parte de la pregunta sobre el sentido de la vida, que es la pregunta sobre Dios, para adentrarse en la naturaleza de Dios según la revelación. Jesucristo, la Iglesia, la identidad del cristiano, la conversión, el estilo de vida y las cuestiones morales, la escatología y dos capítulos finales sobre la relación cristianismo-mundo, diríamos, y sobre el misterio. De fondo, sin lugar a dudas, la letra y la música de Catecismo de la Iglesia Católica, un texto al que habría que volver con más frecuencia, aunque solo sea por la belleza de las formulaciones, y que ahora aparece demasiado olvidado.

En esa perspectiva de la invitación argumental a la fe, hay que poner en valor el testimonio de fe en la medida en que es la respuesta a la satisfacción de un deseo. La cuestión del deseo, tanto de Dios como el deseo humano del otro quizá se haya dejado para otro volumen. En este sentido el profesor Lorda, profesor de antropología, demuestra un amplio conocimiento de las corrientes de pensamiento en boga.

Información sobre la Iglesia 

Podríamos referirnos a varios momentos estelares del libro. Hay uno que presenta particular interés. Es el referido a cómo la información sobre la Iglesia condiciona la percepción y la comprensión de la Iglesia en el gran público. Atentos a lo que escribe el profesor Lorda a modo de constatación y aviso: “A la mayoría de los cristianos casi todo lo que sabe de la Iglesia les llega por medios que no son cristianos, que no están especializados en el cristianismo.

No leen o ven lo que se refiere al cristianismo en medios cristianos, si no en medios no cristianos y, a veces, muy críticos con el cristianismos”.  

Y más adelante añade: “En España hay un importante medio de comunicación que siempre ha tenido a excuras dolidos como informadores religiosos, uno detrás de otro. Puede haber personas que, por todo tipo de motivos, abandonen el sacerdocio. Siempre ha pasado. Pero no parece razonable escoger precisamente a los que han quedado dolidos. Algo significa en la línea del medio. No es neutral, no quiere ser objetivo. Y, por tanto, no informa bien, sino que deforma”.

Hagamos caso al profesor Lorda, sin duda.

Invitación a la fe

Juan Luis Lorda

Rialp

Portada del libro.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?