De Libros

Un notable baño de realismo

Primer libro entrevista a Mons. Fernando Ocáriz que responde a las preguntas de la filósofa y teóloga Paula Hermida

Fernando Ocáriz, prelado del Opus Dei.
photo_cameraFernando Ocáriz, prelado del Opus Dei.

Cristianos en la sociedad del siglo XXI

Monseñor Fernando Ocáriz-Paula Hermida Romero

Ediciones Cristiandad

A principios de 2017, monseñor Fernando Ocáriz fue elegido tercer sucesor de san Josemaría Escrivá de Balaguer. Hasta ese momento contábamos con un libro en el que Rafael Serrano le hacía una larga entrevista. Era el referente más divulgativo del pensamiento de quien había escrito profundos, y sesudos, libros de teología. Apareció con el título “Sobre Dios, la Iglesia y el mundo”. Tengo que confesar que su contenido no había perdido un ápice de valor en su propuesta fundamental. Lo que ocurre es que, desde 2013 –fecha de su publicación-, han pasado muchas cosas.

La primera de ellas es precisamente la elección de monseñor Ocáriz como Prelado del Opus Dei. Por lo tanto, tal y como se dice, nos encontramos ante el primer libro entrevista al actual Prelado que responde a las preguntas de la filósofa y teóloga Paula Hermida. 

En qué consiste ser cristiano 

 Y esto sí que marca tendencia. Tanto por el hecho de que, en este volumen, se expresa la personalidad del entrevistado como su forma en el ejercicio de esa no fácil encomienda que tiene entre manos.

Como todo libro entrevista se puede discutir si están todos los temas que debieran, si faltan algunos otros, si hay duplicidades, repeticiones, o si las preguntas son, en ocasiones, excesivamente largas y quieren abordar tantas cuestiones que, al final, lo que hace el entrevistador es seleccionar lo que más le parece relevante de lo que se le pregunta.

Lo que sí está claro es que el perfil de la entrevistadora, profesional y madre de familia numerosa, ofrece una interesante perspectiva que va a lo esencial cristiano. No se pierde en coyunturas, ni en cuestiones accidentales. Pregunta sobre la vida, al fin y al cabo, sobre en qué consiste ser cristiano en nuestra época. No tanto y solo sobre el qué, sino sobre el cómo. Y ahí está la gracia de las respuestas, de un ejercicio o baño de realismo cristiano que ofrece monseñor Ocáriz.

Esa apuesta por lo esencial quizá es también una característica del Opus Dei, herencia de san Josemaría. “El Opus Dei ha venido la mundo en la época moderna… para recordar a los hombres ya las mujeres que pueden encontrar a Dios en el corazón de ese mundo que tanto aman, en la belleza que les atrae, en la verdad y en la justicia que les interpelan” dice don Fernando.

Santos en el siglo XXI 

Porque esta es una de las cuestiones claves de este no muy grande volumen. El Prelado del Opus Dei, en continuidad con el espíritu de san Josemaría –ampliamente citado, por cierto- y de quienes le han precedido, nos recuerda en qué consiste ese realismo cristiano. De ese realismo que tanto nos falta frente a procesos de desamortización, de voluntarismo, de idealismo, tanto de la fe como de la pertenencia a la Iglesia.

Porque de lo que habla este libro, o que explica este libro, al fin y al cabo, es cómo ser santos en el siglo XXI. Es cierto, el volumen se refiere a otros muchos temas, desde el sufrimiento, el dolor, el diablo, la vocación, la fidelidad, la libertad, los derechos humanos, los hijos, el celibato, el matrimonio y la familia, la filiación divina, la Iglesia, los afectos… Son cuatro los grandes capítulos del libro, dedicados a los cambios sociales y las nuevas tecnología; las familias; la Iglesia y la oración y la piedad.

Personalidad de Ocáriz

Es cierto que quien responde es un teólogo. Y eso se nota. Y como buen teólogo, también es filósofo. Y eso también se nota. Un hombre al que hay que saber leer en los silencios, en los requiebros argumentales, en las incidencias, en las escapadas a la hora de responder a algunas preguntas.

Me quedo con lo que refleja de su personalidad, con la humildad del don Fernando, que siempre es muy llamativa, y que hay que relacionar con una especie de sabiduría de vida, que afecta lo espiritual pero también a lo vivencial. “Hay quienes, hablando a los padres, recuerdan que lo importante es preparar a los hijos para el camino, y no el camino para los hijos” dice en un momento.

No se trata ahora de destripar el meollo, ni de repetir las respuestas. Sí que pongo el dedo en una cuestión bien interesante: el Opus Dei. Si ha cambiado, si no ha cambiado, si está cambiando, si sigue siendo fiel a su fundador, si se ha despistado en algunas cuestiones, si evoluciona en las formas y modos…

Ya en la página 43 afirma monseñor Ocáriz: “Años después, la fidelidad a la doctrina eclesial pudo ser interpretada como conservadurismo. En realidad, san Josemaría afirmaba que, el Opus Dei, por ser algo vivo, con el pasar de los tiempos cambiaría los modos de decir y de hacer, permaneciendo inmutable el núcleo, la esencia, el espíritu. Naturalmente, no todo modo de hacer y de decir puede ser expresión adecuada del espíritu; de ahí la necesidad de discernimiento”.

¿Qué le preocupa al Prelado del Opus Dei? “Lo que de verdad más me preocupa son los problemas de la Iglesia: divisiones, críticas al papa, confusiones doctrinales. Abusos, descristianización creciente en algunos países de tradición católica…”.

Cristianos en la sociedad del siglo XXI.

                                      

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?