De Libros

Para meternos en la Pasión de Cristo

Se trata del estudio sobre los relatos evangélicos del sacerdote  José Miguel García Pérez,  director del secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis

Jose Miguel García Pérez.
photo_cameraJose Miguel García Pérez.

La pasión de Cristo. Una lectura original.

José Miguel García Pérez.

Encuentro

Estamos ya en Cuaresma. Se acerca la Semana Santa. Por eso no está demás traer aquí una interesante novedad editorial para estos tiempos litúrgicos. Una novedad que, aunque pudiera parecer estar destinada a un público especializado, bien puede servir para el gran público.

Se trata del estudio sobre los relatos evangélicos de la Pasión del sacerdote madrileño y experto conocedor de la Sagrada Escritura, José Miguel García Pérez, que además es el director del secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis.

No es la primera vez que este autor aborda el estudio de los relatos de la pasión de Nuestro Señor Jesucristo. Lo ha hecho ya en ocasiones anteriores, y también en estudios conjuntos con monseñor César Franco, por cierto, presidente de la citada Comisión Episcopal.

Ambos pertenecen a la que se ha denominado “Escuela de Madrid”, fundada por don Mariano Herranz, biblista y profesor destacado del Seminario de Madrid, de quien monseñor Javier Martínez, en la biografía de Luigi Giussani, dice que: “Tenía una pasión inmensa por la persona de Jesucristo, por su acontecimiento histórico y por la dignidad cultural de la predicación de los Evangelios”.

No aborda la resurrección 

Son precisamente estas características de pasión por Cristo, por el acontecimiento histórico y por la dignidad cultural, las que están presentes en este estudio de la Pasión, desde el prendimiento en el Huerto de los Olivos hasta el sepulcro de Jesús. Por tanto, no aborda en este volumen lo referido a la resurrección.

Esta Escuela, entre otras características, se singulariza por profundizar en el sustrato semítico de los Evangelios. Su clave está, como se repite en varias ocasiones en el libro, en acudir al significado de los conceptos en arameo y analizar la relación entre arameo y su traducción al griego para explicar algunos pasajes del desarrollo de los acontecimientos del Evangelio: “En varias ocasiones nuestro estudio ha permitido mostrar que el griego del Nuevo Testamento no es pura y simplemente griego helenístico, sino que depende y traduce una tradición semítica”.

Así se descubren nuevos sentidos, sentidos más completos, se resuelven aparentes contradicciones entre los sinópticos y el Evangelio de Juan, se nos introduce quizá de una forma más directa en la mentalidad de la época, y del redactor del Evangelio.

Aunque en el libro proliferan palabras en arameo y en griego, y argumentos de carácter gramatical que no tienen por qué ser conocidos por los lectores, esto no impide que se lea con gusto y que el libro consiga el fin que pretende: ofrecernos una completa panorámica de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, desde el punto de vista histórico-cultural y teológico.

Peregrinación a Tierra Santa 

Siendo éste, el criterio teológico, acerca del sentido de la Pasión, y de los relatos que la narran, una de las claves del libro. “Este sentido teológico –leemos la inicio del libro- de la muerte de Jesús no fue una invención de la comunidad, sino que fue afirmado por fidelidad a la propia interpretación que Él mismo comunicó a sus discípulos en varias ocasiones a lo largo de su vida y al comienzo de la pasión”.

La mezcla de erudición y divulgación funciona para desmontar algunos lugares comunes de ciertas teologías que le han dado un papel protagonista a la creatividad de la comunidad primera o que han borrado de la historicidad no pocos de los momentos y acciones de la Pasión. Nuestro autor demuestra, con una notable actualización incluso de los últimos descubrimientos arqueológicos, la pretensión de verdad de lo que narraban los evangelistas, que “narrando los hechos sucedidos, transmitieron también la interpretación que de ellos dio el mismo Jesús”.

Por cierto que este libro sirve para preparar una buena peregrinación a Tierra Santa, a Jerusalén.

La pasión de Cristo.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?