De Libros

Un libro clave para entender a la Compañía de Jesús hoy

Con motivo del quinto centenarios de los jesuitas, el periodista Darío Menor ha entrevistado al sucesor de Ignacio de Loyola, el jesuita venezolano P. Arturo Sosa

El nuevo Padre General de los jesuitas, el venezolano Arturo Sosa, SJ, saluda al Papa tras su nombramiento, en presencia de Adolfo Nicolás, anterior Superior.
photo_camera El Padre General de los jesuitas, el venezolano Arturo Sosa, SJ, saluda al Papa tras su nombramiento, en presencia de Adolfo Nicolás, anterior Superior.

Todo comenzó con la herida de Pamplona hace ahora 500 años. En ese momento, Ignacio de Loyola se convirtió en un peregrino guiado por el Señor. Para conmemorar esta efeméride, el periodista Darío Menor ha entrevistado al sucesor de Ignacio de Loyola, el jesuita venezolano P. Arturo Sosa, 31 Prepósito General.

Como él mismo escribe en una introducción, el lector “no está ante un erudito tratado de espiritualidad o de sociología. Es una invitación a “sentir y gustar de las cosas internamente” (Ejercicios Espirituales, 2)”. Es indiscutible que, además de la vida, de la experiencia del P. Sosa, en este libro se palpa la espiritualidad y la cultura jesuítica,  que tiene además como un referente indiscutible el libro de los Ejercicios Espirituales, sin el cual no se entendería gran parte de la espiritualidad católica moderna.  

Año Ignaciano 

Estamos ante un “libro herramienta” para vivir en profundidad el Año Ignaciano, que se celebrará desde el 20 de mayo de 2021 al 31 de julio de 2022 con el lema “Ver nuevas todas las cosas en Cristo”.

Una muestra. “La Compañía –dice el P. Sosa-, funciona sobre la base del conocimiento de las personas para ubicarlas donde mejor puedan estar para producir sus mayores frutos. Nuestra máxima autoridad no es además una persona, sino una asamblea, la Congregación general, que delega en el superior general la autoridad necesaria para que la estructura funcione, pero le obliga a hacer consultas”.

Vida del P. Sosa

Son muchos los aspectos de la vida del P. Sosa, contados de forma directa y sencilla, llamativos. La referencia a sus raíces cántabras, a su familia, a su proceso de vocación y de formación, su relación con los jesuitas españoles que estaban en América, en particular con los de origen vasco, su trayectoria en la Compañía como provincial, su participación en las Congregaciones Generales, tienen un interés evidente.

De su formación hay que destacar los estudios de filosofía en la Universidad Católica Andrés Bello, los de teología en la Gregoriana de Roma y los de ciencias políticas en la Universidad Central de Venezuela. No es menor el interés de lo que cuenta sobre sus relaciones con Hugo Chávez. “Lloro, lloro. Más de dolor que de rabia. Es muy duro por todo lo que ha ocurrido y por la propia historia de mi familia”, sintetiza el P. Sosa sobre lo que pasa en Venezuela.

Ejercicios Espirituales 

Antes de entrar en uno de los centros del libro, la reflexión sobre las Preferencias Apostólicas Universales (PAU), que en la actualidad iluminan la actuación de la Compañía de Jesús en el mundo, el P. Sosa reflexiona sobre nuestro tiempo afectado por el Covid y sobre la situación actual de la Iglesia y de la Compañía. Hay que recordar que las PAU son: Mostrar el camino hacia Dios mediante los Ejercicios Espirituales y el discernimiento; Caminar junto a los pobres, los descartados del mundo, los vulnerados en su dignidad en una misión de reconciliación y justicia; Acompañar a los jóvenes en la creación de un futuro esperanzador; y Colaborar en el cuidado de la Casa Común.

De entre otras afirmaciones, el Prepósito General de la Compañía señala, ante la pregunta sobre cómo cambiará la Iglesia con la pandemia, que “la tarea de la Iglesia no es oponerse a la sociedad secular, aunque es lo que querrían algunos sectores eclesiales. Debemos abrir las puertas y buscar el modo de dialogar con este mundo. Creo que más que un repunte de la religiosidad, lo que se está dando con la pandemia es una mayor interiorización de la experiencia de Dios”. 

Participación de los cristianos en la vida pública 

Uno de los aspectos sobre los que más insiste el P. Sosa es el de la necesaria participación de los cristianos en la vida pública y en la vida política. También glosa y comenta el magisterio del Papa Francisco que, indiscutiblemente, está iluminando el camino actual de la Compañía.

Sobre las relaciones entre el papa y los jesuitas, dice el P. Sosa: “Él -refiriéndose al Papa- no intenta intervenir en los asuntos de la Compañía, lo que no impide que se muestre siempre muy disponible cuando se le hace alguna consulta (… )Lo mismo ocurre en el otro sentido. Ni el gobierno de la Compañía ni yo tratamos de aprovechar que haya un jesuita como obispo de Roma”.

El papel de la mujer 

No hay que perderse las referencias a temas siempre candentes en la actualidad de la Iglesia, entre otros, el papel de las mujeres, del que dice, entre otras cosas, que “hemos creado una comisión internacional sobre el papel de la mujer en la Compañía para seguir profundizando en este camino”, o sobre el Sínodo de los Obispos, o sobre el papel de los laicos en la Compañía de Jesús –misión compartida-, “Conozco a unos cuantos jesuitas cuyos directores espirituales son laicos, laicas o religiosas”.

Hay que advertir que el libro, que introduce una guía espiritual de su contenido siguiendo el método ignaciano, cuenta con un prólogo de la Hna. Jolanta Kafka, RMI, Presidenta de la Unión Internacional de Superioras Generales, en el que afirma: “El papa Francisco ha pedido a la Compañía colaborar en hacer crecer el discernimiento en la vida de la Iglesia. Para el camino de los grandes cambios “discernir” es una condición necesaria”.

Un libro clave para entender no pocas cosas de las que están pasando hoy en la Iglesia.

En camino con Ignacio

Arturo Sosa, S.J.

Sal Terrae

Portada del libro.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes