De Libros

De filósofo iniciado en la masonería a “santo” en los altares

“El hecho extraordinario”, del filósofo español Manuel García Morente, es uno de los textos claves de la cultura, de la filosofía, de la espiritualidad, del testimonio cristiano de la época contemporánea

El hecho extraordinario
photo_cameraEl hecho extraordinario

“El hecho extraordinario”, del filósofo español Manuel García Morente, es uno de los textos claves de la cultura, de la filosofía, de la espiritualidad, del testimonio cristiano de la época contemporánea. La verdad es que no me canso de leerlo, de desentrañarlo, de analizar sus contextos, sus argumentos. Lo mismo se puede acercar uno a este escrito, de no muchas páginas, con la curiosidad de quien busca la fe que con la de quien reflexiona sobre la esencia del cristianismo.

Es cierto que hay varias ediciones de este “descargo de conciencia” que el filósofo escribió para su director espiritual, el santo obispo José María García Lahiguera. La pregunta ahora es por qué esta nueva edición, qué aporta, qué ofrece respecto a ediciones anteriores.

La respuesta está en la Introducción, amplia, del eminente profesor de teología burgalés Manuel Guerra y en los epílogos de José María Montiu de Nuix y  de Eudaldo Forment Giralt. Vayamos por parte.

La introducción de Manuel Guerra sintetiza trabajos suyos anteriores. Algunos de ellos publicados en la red. Es exhaustiva y plantea, en primer lugar, la necesidad de que el arzobispo de Madrid inicie la causa de canonización de Manuel García Morente.

El texto viene a ser una justificación de esa solicitud, razonada, argumentada, muy bien trabajada en lo que significa el uso de las fuentes, principalmente de las Obras Completas de García Morente.

Pero don Manuel se aventura en una hipótesis que ciertamente deja ahí y que al lector no iniciado le puede sorprender: el hecho de que Manuel García Morente hubiera sido iniciado en la masonería antes de su conversión.

Si es cierto este supuesto, y se produjera el inicio del proceso de canonización de García Morente, estaríamos hablando de una de las pocas personas que iniciadas en la masonería terminó su vida como sacerdote, y, para este autor, de declarada santidad.

No voy a profundizar, en esta reseña, en las razones que el teólogo burgalés aduce para formular la suposición de que García Morente hubiera sido iniciado en la masonería, los datos que ofrece y las pruebas que presenta. No hay, por cierto, ninguna documental específica, sino procesos y acciones que, en contexto, así lo indican. Por ejemplo lo que rodea, en este caso, al el expediente incoado contra García Morente tras “la Ley del 1.III.1940 sobre la represión de la masonería y del comunismo”. El lector juzgue.

Las otras dos joyas son el texto de uno de los grandes especialistas en García Morente, Montiu de Nuix, y del filósofo tomista Eudaldo Forment . Este segundo se adentra en explicar y analizar qué tipo de gracia recibió el autor del Hecho extraordinario para ayudarnos a entender la naturaleza divina y humana de lo que allí ocurrió.

Y Montiu de Nuix explora la filosofía de García Morete en el contexto de la filosofía española de esa época, para establecer una línea de continuidad entre el objetivismo cercano al realismo de su pensamiento previo a la conversión y el tomismo de sus trabajos posteriores al hecho extraordinario.

De ahí que, como diría el maestro Antonio Millán Puelles, García Morente, que fue “uno de los pensadores españoles más insignes y representativos de la primera mitad del siglo XX”, vuelva a la actualidad cultural española con acreditación más que suficiente.

El Hecho extraordinario

Manuel García Morente

Homo Legens

                               

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?