De Libros

¿Es el cristianismo hoy una oferta sin demanda?

El profesor de teología de Comillas, Ángel Cordovilla escribe “Teología de la salvación”, un libro que se convertirá en una obra de madurez de pensamiento teológico y de referencia

Ángel Cordovilla.
photo_camera Ángel Cordovilla.

Conviene, con cierta frecuencia, acercarse a la producción teológica española de corte científica. No me atrevería a decir si esa producción es mucha o poca en comparación con otros ámbitos lingüísticos, si tiene mucha calidad o poca, si es mayor o menor que la de otras épocas recientes. En este sentido habría que hacer un estudio más amplio y no es éste el lugar. 

Cambio generacional entre los teólogos españoles 

Lo que sí parece evidente es que se está produciendo un cambio generacional entre los teólogos españoles, en la teología española. Un cambio en el que se vislumbran determinadas figuras, se consolidan otras y, por desgracia, desaparecen algunas.

En el panorama teológico español destaca por su valor singular, por las temáticas que aborda, y por la perspectiva del enfoque, la obra del profesor de teología de la Universidad Pontificia Comillas Ángel Cordovilla.

Sacerdote diocesano oriundo de aquella Salamanca que dio grandes figuras  a la teología española, el profesor Cordovilla ha publicado una “Teología de la salvación” que, sin lugar a dudas, se va a convertir en un libro de madurez de pensamiento teológico y de referencia a la hora de abordar esta cuestión nuclear de la fe.

Teología científica 

Tengo que advertir que estamos ante el género de la teología científica. De ahí que nuestro autor dialogue con la teología clásica y con la teología contemporánea, es decir con los teólogos, padres de la Iglesia, que dieron forma a la soteriología. Lo hace también con los contemporáneos. Esto puede hacer pensar al lector que sería necesaria una mayor contundencia cualificadora y clarificadora a la hora de abordar determinadas perspectivas.

Sin embargo, no estamos dentro del género de la apologética, tan en boga en determinados ambientes. Estamos ante el género de la alta teología, sin querer decir con esto que la apologética no pueda ser alta teología.

En ningún momento la teología de Ángel Cordovilla es una mera teología de repetición. Parte de los autores clásicos y de los contemporáneos, pero plantea perspectivas de comprensión de lo que es la salvación cristiana con singularidad y originalidad de pensamiento.

Por cierto que esto también se percibe a la hora de degustar los excursus que, a propósito de determinadas cuestiones, hace nuestro autor, que no olvida su vocación docente.

Lo que se entiende por salvación 

Comencemos por una definición sencilla de lo que entendemos por salvación. “Es el proceso iniciado por Dios al venir al hombre en la historia para conducirlo y llevarlo a su plenitud de vida en la comunión con él”.  Previamente había dicho que la salvación es “conducir al hombre hacia la plenitud para la que había sido creado y que está guardando en su interior como condición de posibilidad”.

Advierto que ésta no es una reseña científica, sino divulgativa. Por lo tanto, no me voy a remangar para abordar a fondo las formas de comprensión de la naturaleza de la salvación cristiana a lo largo de la historia. Solo quiero dejar constancia del esfuerzo por sistematizar el contenido soteriológico desde el punto de vista de la dogmática cristiana.

Soteriología y cristología 

No se puede pensar la soteriología sin una adecuada teología de la revelación y sin una adecuada cristología. Y no se pueden sacar las conclusiones adecuadas a este tratado sin remitirnos a la eclesiología y a la vida apostólica. Por supuesto que la soteriología interpela a la antropología, o la revés, incluso si me apuran a la moral, aunque no se puede pensar, de ninguna forma, que se reduce a una fundamentación de cierta forma moral.

La salvación nos habla de realización, de plenitud, de santidad, de liberación del pecado. Sería la espina dorsal a través de la cual fluye y de la que depende una adecuada comprensión del ser cristiano. En este sentido, por ejemplo, son muy interesantes las páginas dedicadas a la filiación divina.

Tengo que decir que la estructura del tratado puede considerarse clásica por moderna. Es decir, partiría de un previo sobre la necesidad de este tratado, para pasar luego a uno de los capítulos que, por sensibilidad personal, más me han interesado: el que plantea la cuestión de la salvación hoy.

La modernidad y la salvación del hombre 

Es decir, cómo la modernidad y la postmodernidad entienden la salvación del hombre, lo que entendemos por salvación o cómo la cuestión de la salvación se ha vuelto problemática, o cómo dialogar con Noel Yoah Harari, por ejemplo, o con la afirmación de que el cristianismo parezca hoy “una oferta sin demanda”.

Teniendo en cuenta, como dice nuestro autor, que “la crisis actual del cristianismo en el mundo occidental no es solo y ante todo un problema de mediación, sino de contenido, no está en juego sólo la purificación de las mediaciones y estructuras que transmiten la fe, sino también la fe misma en su significado soteriológico y su pretensión de verdad”.

Indudablemente se aborda la salvación en perspectiva bíblica, los modelos de comprensión de la salvación en la historia de la soteriología, la creación y la filiación, la salvación como iluminación, divinización, justicia-justificación-liberación, también la salvación como sacrificio, como satisfacción, como rescate y victoria, para concluir con un capítulo dedicado al Espíritu de la vida en Jesucristo.

Solo quiero, para que se perciba la riqueza de esta propuesta, hacer referencia a una cuestión que me parece central. Pensar y elaborar una teología de salvación cristiana sin una teología de la historia sería imposible.

Ahí lo dejo.

Teología de la salvación

Ángel Cordovilla

Sígueme

Teología de la salvación.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?