De Libros

La entraña espiritual del P. Rupnik

Este libro, con traducción y edición de Pablo Cervera, ofrece descubrimientos de la vida y pensamiento del jesuita esloveno

Marko Ivan Rupnik.
photo_camera Marko Ivan Rupnik.

No creo que sea necesario presentar al jesuita Marko Ivan Rupnik. Sus mosaicos se han hecho mundialmente famosos. Es, sin duda, un referente del arte cristiano. Nos topamos con su obra en lugares tan diferentes como las entrañas del Vaticano, la capilla de la Conferencia Episcopal Española, o una remota parroquia de Castilla-La Mancha.

Es cierto que su arte, su forma artística, su estética, tiene unos rasgos peculiares que la identifican. Pero la clave no es solo el estilo. Aquí el estilo subyacente es la profunda vida espiritual de este jesuita esloveno.

Diario espiritual y memorias 

Por eso este libro, con traducción y edición de Pablo Cervera, tiene un valor singular. Lo primero que hay que aclarar es que no responde a un único género literario. Es una mezcla de autobiografía, de diario espiritual y de memorias, con un centro que articula esta narrativa de primera persona: su relación espiritual con quien fue su director espiritual, mentor y maestro, el cardenal Tomás Spidlík.

El difunto cardenal jesuita Tomás Spidlík fue un hombre que se caracterizó por un profundo conocimiento de la teología patrística y oriental y  que ha creado una escuela de espiritualidad que tiene como una de la característica principales la apuesta por la vía estética. Se podría decir que quien fue creado cardenal por Juan Pablo II fue un reformador de la Iglesia, y de la teología, desde el pulmón oriental. 

Infancia y figura de su padre 

Pues bien. Para entender el arte del P. Rupnik, para entender su biografía, su trayectoria, su estilo, tenemos este libro que ofrece destacados descubrimientos sobre su vida y su pensamiento.

Desde la narración de la idílica infancia del P. Rupnik, la figura de su padre, el ambiente romano de estudios en los entornos de la Compañía de Jesús hasta su evolución espiritual a partir de una comprensión del propio concepto de los espiritual como lo relacional, lo comunional. Pero sobre todo, el gigante espiritual que fue el P. Spidlík.

Hay que aclarar que la idea originaria de este libro partió de quien fue Prepósito General de la Compañía de Jesús, el recordado P. Peter-Hans Kolvenbach, que, en cierta media, fue quien amparó la iniciativa de la comunidad jesuítica del Centro Ezio Aletti.

De entre las páginas de este desvelamiento del alma del P. Rupnik se palpa una profunda sabiduría espiritual. Pero también una no menor capacidad para analizar la situación actual del cristianismo y su relación con la cultura dominante, un terreno muy querido por el P. Rupnik.

Comprensión antropológica de lo humano 

Y, sobre todo, la oferta de una comprensión antropológica de lo humano. Es decir, no pocas páginas de este libro, escrito en primera persona, se acaban convirtiendo en una antropología, en una explicación de lo que caracteriza a la persona, a las relaciones entre su razón y su corazón.

Al final del libro, el lector no sabe a quién admirar más. Si al P. Spidlík o al P. Rupnik. Quizá la cuestión radique en que es difícil analizar por separado una relación paterno-filial que se erige en un camino de profundización en el Espíritu.

Ni que decir tiene que el libro ofrece no pocos consejos para la vida en el Espíritu de cualquier cristiano, además de un notable contexto de referencias a autores clásico de patrística oriental y del pensamiento espiritual moderno de la tradición oriental.

“El día al día le pasa el mensaje”. La experiencia del padre.

Marko Ivan Rupnik, S. J.

Fonte. Monte Carmelo.

Portada del libro.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?