De Libros

Los efectos de la revolución sexual en las sociedades

Mary Eberstadt, que ha trabajado para el Departamento de Estado de USA, analiza en qué media la revolución sexual está afectando a la humanidad

Mary Eberstadt.
photo_cameraMary Eberstadt.

Si alguna vez se ha preguntado cuál es el trasfondo del movimiento #MeToo, éste es su libro. Si alguna vez se ha preguntado en qué media la revolución sexual está afectando a la humanidad, éste es su libro. Si alguna vez se ha preguntado cuál es la razón de las políticas de identidad que propugna el progresismo mundial, y en no menor medida las nuevas formas de marxismo, éste es su libro. Si alguna vez se ha preguntado cuáles son los efectos de la disolución de la familia en la vida de las personas, en particular en la dimensión psicológica, éste es su libro. Éste es su libro y ésta es su autora.

Mary Eberstadt es una ensayista que ha trabajado para el Departamento de Estado de los Estados Unidos. Es colaboradora habitual de medios como Time, The Washington Post, Los  Ángeles Times y First Things. Durante no poco tiempo se ha dedicado a analizar cómo la revolución sexual está cambiando nuestro mundo.

Efectos en las familias americanas 

En su primer libro, “Home-Alone America” estudió los efectos de esta revolución en las familias americanas. Después llegaron “Adán y Eva después de la píldora” y “Cómo el mundo occidental perdió realmente a Dios”.

Ahora nos ofrece un síntesis de las cuestiones fundamentales abordadas en los trabajos anteriores y profundiza en un aspecto clave subyacente a cualquier cultura: la pregunta por la identidad, ¿quién soy yo?, y los mecanismos relacionales que contribuyen, de forma decisiva, a dar respuesta a esta pregunta.

Algo que tienen que tener claro los lectores es que a este ensayo hay que acercarse sin prejuicios, sin las gafas de las ideologías, con interés añadido por la reflexión y con voluntad de aceptar las evidencias. No se trata de izquierdas y derechas. Aunque las izquierdas tengan una especial atracción por las políticas de identidad, políticas LGTBI, del Black Lives Matter, de las minorías, de los feminismos… la clave son los datos, por supuesto.

Plantear una alternativa 

Si nos preguntamos cuáles son los efectos de determinados fenómenos relacionados con la disolución del matrimonio, o de determinadas formas de familia monoparentales, o de la pornografía, debemos no solo tener en cuenta la realidad que nos ofrecen las investigaciones sociológicas y psicológicas más serias, sino plantear una alternativa destinada a mejorar las cosas y no crear victimismos.

Este libro, no muy extenso, de fácil lectura y actualizada bibliografía, inmerso en los referentes culturales norteamericanos, aborda las consecuencias, también las políticas, de la mutación de determinados procesos relacionados con la supervivencia de la especie humana.

Si las políticas identitarias, aquellas que contribuyen decisivamente a definir la identidad de las personas, son protagonistas de nuestro momento, están también generando un conflicto que viene a sustituir la pérdida de las fuentes originarias de la oferta de identidad.

Es decir, a la crisis de la familia, de la figura paternal, incluso previamente la pérdida de la masculinidad, le sobrevienen como lenitivo fenómenos como la nueva androginia y las formulaciones de identidad construidas.

Destrucción del hábitat natural humano

Esto crea una disolución, un conflicto social permanente y una dispersión continua de los aspectos básicos de la conformación de la personalidad. En resumen, que nos encontramos ante la destrucción del hábitat natural humano como consecuencia de unos cambios radicales que apenas conocemos.

Acierta la autora cuando utiliza la vía de la comparación con el mundo animal, en el contexto de una ecología integral, para explicar la relevancia de la familia, del aprendizaje por observación e imitación en el reino animal. Y lo hace en un momento en el que se ha evolucionado mucho respecto al conocimiento del comportamiento de los animales.

Las transformaciones masivas en el ecosistema humano están afectando a todo tipo de personas, de maneras que aún no se pueden predecir. Conocemos algunos de sus efectos, en los jóvenes, en las mujeres más vulnerables, en los roles del ejercicio de la paternidad, pero no sabemos aún cuál será el cuadro final.

Quizá la revolución sexual haya dado paso a la era de Trasímaco, que propugnaba que el mejor orden político es el del más fuerte. Por lo tanto, la revolución no está creando un mundo más justo y solidario, sino un mundo individualista en el que se han generado unas nuevas élites, nuevas divisiones de clase en el matrimonio y en la familia.

Gritos primigenios

Mary Eberstadt

Rialp

Portada del libro.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes