De Libros

La editorial Rialp, el Opus Dei y la historia cultural y eclesial de España

Una de las claves del libro de la profesora Mercedes Montero ha sido la amplia documentación inédita que ha manejado

Mercedes Montero.
photo_cameraMercedes Montero.

Historia de Ediciones Rialp. Orígenes y contexto, aciertos y errores.
Mercedes Montero
Rialp, 2019, 375 páginas.

Tengo que confesar a los lectores que hacía tiempo que un libro de historia cultural de España no me producía tamaña provocación. No solo por el hecho de narrar la vida de una editorial que, sin duda, ha formado parte sustancial de mi vida intelectual y espiritual. Sino porque este libro trasciende con mucho la mera descripción de la historia de la editorial Rialp para ofrecernos la secuencia del cruce de caminos de la historia cultural y eclesial de España desde los años cuarenta, por tanto del franquismo, del pensamiento católico, y también de la historia del Opus Dei. Por tanto serán estos tres círculos los que estructuren esta reseña, sobre la que ya de antemano pido perdón a los lectores por su inhabitual
extensión.

Claves del libro 

Una primera palabra sobre la autora. La profesora Mercedes Montero despliega su docencia habitual en la Universidad de Navarra en el ámbito de la Historia de la Comunicación. Pero para muchos lectores es conocida por la historia de la Asociación Católica Nacional de Propagandistas. Un trabajo sobre el que se ha escrito y se ha dicho mucho y que, de alguna forma, aflora, en varias ocasiones, a lo largo de esta páginas.

En esta ocasión ha contado con un año sabático para escribir la que, sin duda, es ejemplo o modelo de historia de lo que ahora se llama una industria cultural, por eso de hacer un guiño a la Escuela de Frankfurt.

Una de las claves de este libro ha sido la magnífica documentación inédita que ha manejado, no solo de la Editorial sino de diversos Archivos, el de la Universidad de Navarra, el General de la Prelatura del Opus Dei, el de la Administración, el del Consejos Superior de Investigaciones Científicas, entre otros.

Hay que destacar la amplia bibliografía de muy diversas procedencias temáticas y las entrevistas a personas protagonistas de esta historia. El tono científico descriptivo a veces se conjuga con una serie de incisos o añadidos que le dan mucho juego al texto. De entre los cuales hay algunos a modo de “latigazos intelectuales” en clave de justicia histórica. Bueno, no en vano la labor del historiador también es hacer justicia con la verdad en el pasado de las instituciones y de las personas.

Historia de la editorial 

Si partimos una síntesis conclusiva, la autora aclara que ha abordado la historia de una editorial que ha hecho aportaciones notables a nuestra historia cultural y religiosa, a contracorriente con las tendencias dominantes. Y esto está perfectamente conseguido. Será difícil que quien pretenda hacer una historia cultural del franquismo pueda obviar este trabajo.

Es cierto que existen narrativas dominantes sobre el papel de Rialp que van desde el silenciamiento al estereotipo deformador. Y ahí nuestra autora se faja a fondo para aclarar algunos de estos planteamientos de las narrativas dominantes que han sostenido, entre otros, Jordi Gracia, y en la perspectiva literaria, poética, referida lógicamente a la colección y el premio Adonais, José-Carlos Mainer, entre otros. Incluso Aranguren, por algunas afirmaciones en sus escritos biográficos.

Mantenimiento del franquismo 

Claro que para dar una adecuada respuesta a las tesis de estos autores hay que desfacer la cuestión de las relaciones de Rialp con el Opus Dei. Porque lo que sostiene Gracia, entre otras ideas, vendría a ser que el Opus Dei es, en cierta media, responsable del mantenimiento del franquismo, en el contexto de la pugna entre opusdeistas y falangistas-liberales, definición que, perdón por la cita de S. Juliá que no quisiera hacer, es un “oxímoron”, gracias al proyecto de la Editorial Rialp.

A propósito, por ejemplo, de la polémica Laín-Calvo Serer “España, sin problema”, “España como problema”(Rialp), la profesora Montero señala que “contemplando el debate, o la polémica, desde el sigo XXI, lo que asombra es esa España de mediados del siglo XX, enzarzada en agrias disputas cuyas raíces se adentraban en planteamientos ideológicos del siglo XIX. Es como si unos y otros intentaran construir el futuro con todos los materiales del pasado”. Al margen de que habría que pensar si las polémicas del XX español no fueron las mismas que las del XIX, no negará la autora que en este XXI renqueante no estamos muy lejos de lo que le produce sorpresa.

Dos personalidades 

En este sentido tengo que confesar que este libro es la historia también de dos personalidades claves: Florentino Pérez-Embid y Rafael Calvo Serer, hasta tal punto que me ha hecho recuperar la biografía de Calvo Serer escrita por Díaz y De Meer. Figuras responsables de la exitosa “Biblioteca de Pensamiento Actual” que es clave para entender esa historia cultural e intelectual de la que hablamos. El diseño de esa colección, sus avatares, son obra de la libertad de estos autores.

Pero también hay que explotar, si cabe más, que representaron una propuesta de evolución intelectual del franquismo, a través de una confesión tradicional, conservadora, monárquica y católica, que permitió la adecuada formación de generaciones posteriores con papeles relevantes en la Transición.

Por lo tanto, el debate sobre el liberalismo de Calvo-Serer a veces parece un poco forzado.
Liberalismo o relación con la modernidad, en el sentido de la contribución de una manera de entender la modernidad desde la tradición española.

Iniciativa de Josemaría Escrivá 

Rialp fue, en su origen, una iniciativa de Josemaría Escrivá que parte de su inquietud porque en España se editen buenos libros de cultura y espiritualidad cristiana. De ahí los balbuceos de Minerva (1943) en manos de una joven que nunca fue del Opus Dei, María Natividad Jiménez Salas.

Es la editorial de los escritos de san Josemaría y esto es clave. Las relaciones entre san Josemaría y don Álvaro y el Opus Dei como institución y Rialp quedan suficientemente aclaradas a lo largo del libro. Pero, sinceramente, esto es importante para quien no conoce, o no quiere conocer, la naturaleza del Opus Dei y las relaciones con sus miembros. Si
partimos de una adecuada comprensión de este tema, nos ahorraríamos muchas
digresiones.

Otra cosa son los diversos momentos de la historia, sobre manera a partir de la crisis provocada por la edición del libro “La Virgen María” de J. Guitton, la reacción del cardenal Segura con su pastoral contra el libro, en el contexto de las acusaciones de algunos contra el Opus Dei en España y en Roma. “Algunos”, los de casi siempre.

Si desde 1946 a 1953 la relación de Escrivá y del Portillo con Rialp fue nula; del 54 al 64 se dio un proceso de supervisón del Opus Dei de la marcha económica de Rialp, que no se ha vuelto a repetir nunca. Esa tutela, según nuestra autora, “había terminado porque nunca debió de existir, aunque en su origen no fuera esto detectado como una intromisión o un problema. También el Opus Dei, como en la Iglesia y en la sociedad, los ámbitos prácticos de libertad se iban ampliando” (p. 326).

Raimundo Paniker

Esta biografía ofrece jugosas informaciones sobre casos concretos que pertenecen a la historia de Rialp y que no dejan de levantar polémica aún hoy. El más evidente es el de Raimundo Paniker, como escribía su nombre entonces. No solo porque fue el responsable de la primera parte de la historia de la colección “Patmos” sino porque su trayectoria es más que singular. Incluso en este contexto nos ofrecen algunos datos curiosos que, creo, que hasta ahora no se habían historiado.

Por ejemplo, en la polémica del cardenal Segura, el papel del P. Aldama, jesuita, contra el libro de J. Guitton, o una que me parece se trae como aditamento, quizá para ayudarnos a profundizar en la personalidad de Paniker, la ocurrida en la Salamanca de los primeros cincuenta con el obispo Barbado Viejo, tomada del diario del Centro del Opus Dei de Salamanca, por lo que se ve una joya para la historia eclesial.

Ricardo María Carles

En la que, por cierto, se ofrecen datos, creo que por primera vez de forma pública y documental, de los orígenes de la vocación al Opus Dei del que llegara a ser cardenal Ricardo María Carles. Los autores son conscientes de que los lectores también leen las notas a pie de pagina, como ocurre con lo referido a don Antonio Pérez Hernández.

Para concluir y no cansar a los lectores. No se pierdan las páginas concernientes a la Gran Enciclopedia Rialp, una maravilla, o las dedicadas a la historia económica de la empresa, don Marcelino Botín citado incluso. O las de las crisis económicas o las de la situación empresarial actual.

De la lectura de este libro se deduce claramente que si los libros de Rialp eran leídos por los miembros del Opus Dei, y no solo por ellos, en los ámbitos de la espiritualidad, a través de la colección “Patmos”, y de las obras de teología, decaen las ideas de quienes se empeñan en hablar del espiritualismo, devocionalismo, sentimentalismo, escolasticismo, tradicionalismo teológico y espiritual del Opus Dei y de los lectores de Rialp.

Que vayan por favor a la lista de los autores de la colección, lo más granado de Europa, de Norteamérica, autores que valían la pena hace setenta años y ahora después del Vaticano II. Cuando estaba de director Paniker y cuando estaba Orlandis. Las pruebas aportadas por la autora incluso deben hacer rectificar algunas afirmaciones sobre Rialp, que están aquí
reproducidas, de personalidades tan serias como Olegario González de Cardedal.

También se puede decir algo parecido de la “Biblioteca de Pensamiento Actual”. Autores ahí presentados por primera vez en España que hoy se rifan las modernas Acantilado, Katz… Mucho más plurales, incluso ideológicamente, de lo que algunos se permiten hoy.
Les puedo asegurar que voy a buscar algunos libros de entonces. Y que conste que, este libro, da para mucho más. El caso de la poesía y Adonais, entre otros. Pero se lo dejo a ustedes.

Historia de Ediciones Rialp.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?