De Libros

Los detractores del Papa Francisco al descubierto

El profesor Massimo Borghesi en "El desafío Francisco"  analiza quiénes son los antagonistas del pontificado en Estados Unidos y en Italia

Massimo Borghesi.
photo_camera Massimo Borghesi.

De entre los intérpretes del Papa Francisco, o glosadores, de su pensamiento y de su pontificado, el el profesor Massimo Borghesi me merece un profundo respeto. Y digo intérpretes, hermeneutas, porque este pontificado, como es lógico, tiene una pléyade de quienes se consideran los adalides de la causa como si la existencia de detractores del pontificado, que los hay, y por desgracia no son pocos, exigiera una legión de defensores del Papa. Siempre he pensado que el mejor defensor del Papa es el Papa mismo y que no necesita otros. Por tanto, los defensores del Papa son los católicos que día a día seguimos sus enseñanzas.

Pero bueno, el profesor Massimo Borghesi, que escribió la mejor biografía intelectual del Papa, en la que profundizó hasta el extremo en las fuentes de su pensamiento, sale ahora a señalar quiénes son los antagonistas del pontificado en Estados Unidos y en Italia. Y lo hace con el subtítulo “Del neoconservadurismo al “hospital de campaña”, y con nombres y apellidos.

Por cierto que el libro tiene el problema práctico de grandes párrafos-cita que interrumpe, en cierta media, la lectura. Y algunas repeticiones, lógicas por otra parte. Repeticiones de ideas respecto a su obra anterior, que sigue siendo la referencia principal. 

Caída del comunismo 

Vayamos al grano. Dice en la página 12, en una especie de inicial análisis del status quo del pontificado: “Si bien el frente conservador y tradicionalista no ha cejado en su ofensiva contra el papa, la crisis del apoyo progresista es algo más reciente”. Evidentemente en este libro escribe de lo primero, no de lo segundo. 

Para Borghesi, la caída del comunismo, la época Bush, fue el caldo de cultivo de una geopolítica que se formuló con el pensamiento y los escritos de los teocon, catocapitalistas, neoconservative Michael Novak, George Weigel, Richard Neuhaus, Robert Sirico, que interpretaron el magisterio del Papa Juan Pablo II, principalmente su “Centesimus annus”, desde el punto de su ideología, y convirtieron el pensamiento del papa, de la Iglesia, en una ideología legitimadora del cato-capitalismo.

Este grupo, en Estados Unidos, ha hecho posible que se configure una mentalidad, extendida en el catolicismo norteamericano, que ha creado una profunda división y que se opone frontalmente al pontificado del papa Francisco.

Esta corriente, que inspira a los que denomina, siguiendo a Remi Brague, “los cristianistas” también tiene su espejo en Italia en autores como Roberto de Mattei, Matteo Matzuzzi, Marcello Pera, Ernesto Galli della Logia, Giuliano Ferrara, Aldo Maria Valli, Ettore Gotti Tedeschi, Floris Zanatta, entre otros.

Guerras culturales 

Este grupo es el que propugna las “guerras culturales” de los católicos, las famosas “Culture Wars” del ámbito norteamericano. Una denominación que últimamente están utilizando algunos en España para deslegitimar formas de articulación del catolicismo en la plaza pública.

Borghesi va desentrañando cada uno de los postulados de estos autores en sus escritos recientes sobre el Papa y el pontificado. Y va ofreciendo una adecuada respuesta. Con lo que el libro se convierte, al mismo tiempo, en una explicación de la naturaleza y de la misión de este pontificado en el contexto de un mundo de cambio.

Hay no pocas perspectivas interesantes en este libro. Por ejemplo el papel de David Schindler y su crítica a la teología de los neconservadores desde el pensamiento de Von Balthasar o las páginas finales sobre la relación de la Evangelli Nuntiandi y el pontificado actual, o sobre los efectos que la pandemia va a generar en la Iglesia.

Nueva globalización 

Un libro, sin duda, que hay que tener en cuenta y que daría para un debate. Tengo que advertir que España está ausente de este análisis. Y que lo que no queda claro es su comprensión de los pontificados de san Juan Pablo II y de Benedicto XVI, que intenta salvar en todo momento pero que no aborda en profundidad.   

Por otra parte hay un idea que se debiera pensar más detenidamente. Si el Pontificado de Francisco, centrado en la misión desde las periferias –concepto que se explica con notable claridad-, es un aldabonazo a las bases de la globalización conservadora, deslocalizadora, capitalista, que ahora han saltado por lo aires con la pandemia y con la guerra, estaría bien seguir pensando en cómo debe ser la nueva globalización desde los documentos recientes del Papa Francisco y quiénes son los que la van a llevarla adelante, también en la Iglesia.

El desafío Francisco

Massimo Borghesi

Encuentro

El desafío Francisco.
El desafío Francisco.

 

                                               

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable