Crónica de Roma

El significado de la visita del Papa Francisco a Lampedusa

El Papa Francisco viaja la isla italiana de Lampedusa hoy, una visita que no estaba en la agenda y que fue anunciada recientemente después de uno de los últimos naufragios. Supone una sorpresa para muchos cristianos y personas de otras religiones, además de ser una buena oportunidad para quienes trabajan en la acogida de los refugiados ya que el mismo Pontífice realiza un llamamiento a la comunidad internacional.

El vaticanista veterano Luigi Accatoli ha destacado en el diario italiano Corriere della Sera que hace algunos años esta visita sería calificada por algunos como "una visita dirigida a los 'infieles' ya que la mayoría de los ilegales que llegan a esta isla vienen de países musulmanes". Un término que a primera impresión puede impactar, pero que al mismo tiempo ilustra un hecho objetivo: el interés del jefe de la Iglesia católica por atender a cualquier persona, sin hacer diferencias de credo religioso, y a luchar por atender los dramas de la humanidad.

Además, Accatoli resalta en su artículo titulado 'los papas en los lugares de la crónica' que los predecesores de Francisco han realizado también gestos de solidaridad concretos sin hacer ningún tipo de distinción debida a la religión que practiquen, y enlista diversas ocasiones. Por ejemplo, la visita de Pío XII al barrio romano de 'San Lorenzo' pocas horas después del bombardeo de los aleados el 19 de julio de 1942 en la que las personas heridas se encontraban "entre la multitud que circundó el coche del Papa" por lo que el atuendo blanco del Pontífice quedó manchado de sangre.

Un dato interesante es que en esta histórica visita Pío XII fue acompañado por Giovanni Battista Montini que después fue Papa Pablo VI y que veinte años después celebró la Misa de media noche de Navidad en 1966 después del aluvión en la Basílica de 'Santa Maria del Fiore' en Florencia aún llena de fango.

Para continuar algunos ejemplos recientes de visitas 'solidarias' de los Pontífices, se encuentran numerosas ocasiones de Juan Pablo II que realizó también en diferentes partes del mundo, desde leprosos en África a los campos de refugiados en los territorios palestinos, que también fueron visitados por Benedicto XVI en 2009. Además ese mismo año, el sucesor de Wojtyla visitó en Italia a las víctimas de los terremotos en Aquila y en junio de 2012 en Emilia Romania, hace un año.

Por su parte, la Oficina de Prensa de la Santa Sede informó que el Papa Francisco tomó la decisión de ir a Lampedusa, después del "reciente naufragio de una embarcación que transportaba emigrantes originarios de África". Esta isla se encuentra a 205 kilómetros de Sicilia y a 113 kilómetros de Túnez y es el territorio italiano ubicado más al sur a la que suelen llegar la mayoría de las embarcaciones ilegales que utilizan esta ruta para pasar del continente africano a la Unión Europea.

Esta visita de seis horas, se sumará al elenco de las imágenes históricas de este nuevo Pontificado: Francisco que reza "por los que han perdido la vida en el mar", visita "a los supervivientes y refugiados presentes", realiza un llamamiento a los habitantes de la isla y a la comunidad internacional y celebra una Misa en la que usa un cáliz y un pastoral de madera realizados con madera de barcas de los naufragios, prestados por la parroquia de San Gerlando.

Por Mercedes De La Torre

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes