Crónica de Roma

El primer representante de la Santa Sede en Vietnam recorre el país

El arzobispo Leopoldo Girelli está visitando las diócesis más remotas de Vietnam para mostrar a los fieles la cercanía del Papa y difundir entre los jóvenes católicos los ideales del Evangelio.

Mons. Girelli es el primer representante de la Santa Sede en la nación comunista Llegó a la capital de Vietnam el pasado 5 de junio y permanecerá en el país hasta el 18 de este mes. Su visita incluye la archidiócesis de Hanoi, así como las diócesis de Bac Ninh, Lang Son, Hai Phong, Bui Chu y Thai Binh.

Su visita a la diócesis de Lang Son, que se halla en la frontera con China, fue especialmente importante, según la Agencia Fides. En esa ocasión, se reunió con sacerdotes, religiosos, seminaristas y laicos de las parroquias ubicadas en las zonas tribales. En esta región, los cristianos son a menudo víctimas de abusos por parte de las autoridades, que están interesados en la riqueza mineral de la región.

Hablando hace unos días a más de mil estudiantes de la diócesis de Bac Ninh, el prelado italiano destacó el gran valor de la Asamblea de los jóvenes prevista para el próximo 11 de noviembre en la archidiócesis de Hanoi.

Monseñor Girelli invitó a los jóvenes a plantearse qué podían hacer por Dios y de qué manera podían ayudar a su país a promover la paz, la justicia y el amor. También les instó a reflexionar sobre los temas que se discutirán en la próxima asamblea, cuyo tema principal es: “Vosotros sois mis amigos”.

El pasado 13 de enero Benedicto XVI nombró a monseñor Girelli nuncio apostólico en Singapur, delegado apostólico en Malasia y Brunei y primer representante pontificio no residente en Vietnam.Este nombramiento es el primer resultado concreto de las negociaciones en curso desde hace mucho tiempo entre la Santa Sede y las autoridades vietnamitas. En 2009, se creó un grupo mixto Santa Sede-Vietnam para otorgar un reconocimiento oficial a las negociaciones.

Alfonso Bailly-Bailliére

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes