Crónica de Roma

El proceso sinodal continúa

Este tiempo de reflexión sinodal sobre la familia es vital para realizar propuestas concretas. En concreto, el Consejo Pontificio para la Familia ha convocado a ochenta movimientos familiares de treinta países que se han reunido recientemente en Roma para “releer juntos” el actual proceso sinodal sobre la familia convocado por el Papa Francisco.

El documento para reflexionar profundamente los temas del pasado Sínodo extraordinario es la ‘Relatio Synodi’ que se convirtió en la ‘Lineamenta’ del próximo Sínodo ordinario que se celebrará en octubre de 2015.

Este documento disponible en este link en castellano incluye también preguntas, que fueron enviadas a las conferencias episcopales, pero que cualquier comunidad y persona puede responder y enviar a la Secretaria general del Sínodo de los Obispos antes del próximo 15 de abril.

Con las respuestas recibidas, la Secretaría general del Sínodo realizará el documento de trabajo ‘Instrumentum laboris’ que, según ha asegurado su Secretario general, el cardenal Lorenzo Baldisseri, será publicado en junio de 2015. Tres meses para preparar la próxima asamblea sinodal ordinaria.

Una cuestión importante a destacar es que el cardenal Baldisseri ha precisado que han formado grupos de estudio para profundizar en los temas “más sensibles” y que son “los tres puntos que no han tenido la mayoría cualificada” de la asamblea el pasado octubre, además de la comisión instituía por el Papa que está estudiando los procedimientos de nulidad matrimonial.

Los tres números que no obtuvieron la aprobación de las 2/3 partes de asamblea fueron:

52. “Se reflexionó sobre la posibilidad de que los divorciados y vueltos a casar accediesen a los sacramentos de la Penitencia y la Eucaristía. Varios Padres sinodales insistieron en favor de la disciplina actual, en virtud de la relación constitutiva entre la participación en la Eucaristía y la comunión con la Iglesia y su enseñanza sobre el matrimonio indisoluble. Otros se expresaron en favor de una acogida no generalizada a la mesa eucarística, en algunas situaciones particulares y con condiciones bien precisas, sobre todo cuando se trata de casos irreversibles y vinculados a obligaciones morales para con los hijos, quienes terminarían por padecer injustos sufrimientos. El eventual acceso a los sacramentos debería ir precedido de un camino penitencial bajo la responsabilidad del Obispo diocesano. Todavía es necesario profundizar la cuestión, teniendo bien presente la distinción entre situación objetiva de pecado y circunstancias atenuantes, dado que «la imputabilidad y la responsabilidad de una acción pueden quedar disminuidas e incluso suprimidas» a causa de diversos «factores psíquicos o sociales» (Catecismo de la Iglesia Católica, 1735)”.

53. “Algunos Padres sostuvieron que las personas divorciadas y vueltas a casar o convivientes pueden recurrir provechosamente a la comunión espiritual. Otros Padres se preguntaron porque entonces no pueden acceder a la comunión sacramental. Se requiere, por tanto, una profundización de la temática que haga emerger la peculiaridad de las dos formas y su conexión con la teología del matrimonio”.

55. “Algunas familias viven la experiencia de tener en su seno personas con orientación homosexual. Al respecto, la Asamblea se interrogó sobre qué atención pastoral es oportuna frente a esta situación, refiriéndose a lo que enseña la Iglesia: «No existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia». No obstante, los hombres y mujeres con tendencias homosexuales deben ser acogidos con respeto y delicadeza. «Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta» (Congregación para la Doctrina de la Fe, Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales, 4)”.

Es interesante cómo en este proceso sinodal que continúa, todos están invitados a reflexionar en el documento y a enviar sus respuestas. El cardenal Baldisseri anima a “tener presente las situaciones de los fieles que, a pesar de vivir situaciones matrimoniales irregulares, desean participar más plenamente a la vida d ella Iglesia y están dispuestos a comprometerse en un camino progresivo” y ha insistido en que no se trata de “buscar e indicar posibles soluciones a los temas sensibles” sino que se necesitan “elecciones pastorales valientes” para las familias heridas, ha concluido.

Twitter: @mercedesdelat

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?