Crónica de Roma

Mercedes De La Torre

Las ocho preguntas al Papa en su encuentro con 150 jóvenes

“La voluntad de Dios se descubre caminando”. De este modo el Papa Francisco abordó el tema de la vocación a los 150 jóvenes que se reunieron con él por más de 30 minutos durante su visita a la Parroquia del Sacro Cuore de Roma. Un encuentro en el que participé como ya les había dicho, por lo que ahora comparto los temas que se trataron y destacó brevemente el ambiente que se vivió.

Crónica de Roma


En la crónica anterior relaté el programa detallado de las más de cuatro horas del Papa en el Sacro Cuore de Roma. Al finalizar el momento de fraternidad con las comunidades que viven en la casa el Papa quiso dedicar media hora a un numeroso grupo de jóvenes para charlar en un clima informal en el que contestó a ocho preguntas de diferentes jóvenes la mayoría universitarios de diferentes carreras.


Al inicio del encuentro, el Papa fue recibido con la canción Jesus Christ you are my Life del Jubileo del año 2000 y escuchó con atención a Francesca y a Paolo que le presentaron brevemente qué es lo que hace la comunidad de jóvenes en el Sacro Cuore y al final le agradecieron “por su sonrisa, por su ejemplo, por sus enseñanzas que los animan a encontrar en el Evangelio la verdadera fuente de alegría”.


Entre los temas abordados en este encuentro lleno de emociones, el Papa destacó el tema de la esperanza y recordó la importancia de permanecer en la alegría, por lo que animó a no dejar que nada ni nadie robe la esperanza, como lo ha dicho en diferentes ocasiones durante su pontificado y en la JMJ de Río.


Después Francisco abrió el corazón, compartió con sencillez cómo nació su amor por Dios y recordó la experiencia que vivió a los 17 años en los que tuvo esa fuerte experiencia de la misericordia de Dios en la confesión y sintió la llamada al sacerdocio.


Por otro lado, el Papa retomó una expresión usada por Francesca en la que aseguró que es necesario “ensuciarse las manos” en la misión y en esta línea el Pontífice destacó que ese es el camino de la misión de la Iglesia al responder a la pregunta ¿cómo podemos ayudarlo a renovar la Iglesia?


Además, Francisco escuchó atentamente la pregunta “si Usted fuera” un joven y no consiguiera un buen trabajo en el campo de sus estudios “iría al extranjero o se contentaría de un trabajo mediocre permaneciendo al país y a la familia de origen” y respondió que no tenía respuesta porque no estaba bien planteada la pregunta ya que es importante enfrentar la vida viviendo el presente, el pasado es memoria y el futuro es promesa.


Por último, el Papa abordó la importancia del ser ejemplo para las personas que no conocen a Jesús y concluyó con la importancia de “dejarse amar por Dios y amar a los otros cuando el corazón está cerrado por las heridas recibidas”.



Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?