Crónica de Roma

El histórico viaje del Papa Francisco a Emiratos Árabes Unidos

El fundamentalismo islámico no impidió a los organizadores contar con la asistencia del Papa Francisco

Papa Francisco.
photo_cameraPapa Francisco.

El fundamentalismo islámico no impidió a los organizadores contar con la asistencia del Papa Francisco. 

El Papa inició su visita a Abud Dabi (Emiratos Árabes Unidos) que concluirá el 5 de febrero. Un viaje que ha sorprendido a muchos en el que Francisco ha sido calificado como “valiente”.

Constituye el primer viaje de un Pontífice a un país del Golfo Árabe “una zona marcada por enormes riquezas, profundas injusticias, guerras crueles y dictaduras político-religiosas”, según la ha calificado Asia News. 

Hace una semana, el avión papal aterrizaba en Roma desde Panamá y ahora ya ha emprendido de nuevo esta visita que constituye el 27º viaje internacional de este Pontificado.

El motivo principal de la visita es la participación en un importante encuentro interreligioso “Fraternidad Humana” pero aprovechará también para reunirse con miembros del Consejo islámico de los ancianos en la Gran Mezquita del jeque Zayed y con el príncipe heredero, el Jeque Mohammed bin Zayed bin Sultan Al Nahyan.

Además, el Papa celebrará una Misa en el Zayed Sports City. Según explicó el director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, este estadio tiene capacidad para 45.000 personas. Sin embargo, los organizadores ya han distribuido 135.000 billetes para participar en la Misa. Por lo tanto, se espera que un gran número de fieles asistirá a la Eucaristía desde el exterior del estadio.

El país de los Emiratos Arabes Unidos pertenece al Vicariato de Arabia Meridional, donde, según informaciones vaticanas, los cristianos son casi el 10% de la población, alrededor de 900.000 fieles católicos, todos de nacionalidad extranjera. La comunidad más importante es la filipina, seguida por los católicos indios, sobre todo provenientes de Kerala. El resto de la Iglesia está compuesto por libaneses, sirios, iraquíes, egipcios, jordanos y coreanos que han llegado a la región por motivos de trabajo.

El vicario apostólico de Arabia Meridional, Mons. Paul Hinder, ha explicado que se trata de “una comunidad de fieles participativa” y ha insistido que “no son en absoluto personas de segunda clase, sino cristianos que participan de manera activa en la vida de la sociedad y de la Iglesia local. Una realidad migrante llena de vida”.

Según diversos expertos, la convivencia entre las religiones es un tema central para muchos intelectuales musulmanes -principalmente en Egipto, Líbano e Irak- quienes buscan erradicar el islamismo fundamentalista a través del diálogo y convivencia pacífica con los cristianos. 

Tal es el caso en Abu Dabi, Dubai y Omán donde hay once parroquias católicas y algunas escuelas también. Sin embargo, en Emiratos no se permite el proselitismo, ni tener signos visibles en el exterior de los edificios sagrados y las ceremonias deben desarrollarse en el interior. Por este motivo, la visita del Papa Francisco es aún más importante.

Hace pocos días, el Papa Francisco envío un video mensaje previo a su visita en el que inició con la frase “Al Salamu Alaikum”, la paz sea con vosotros, y dijo que Emiratos es un país que “busca ser un modelo de convivencia, de hermandad humana y de encuentro entre diversas civilizaciones y culturas, donde muchos encuentran un lugar seguro donde trabajar y vivir libremente, en el respeto a la diversidad”.

De hecho, el Gobierno de Emiratos Arabes Unidos ha declarado este 2019 como el “Año de la Tolerancia” y ha garantizado que será día no laborable para aquellos que tengan billete para participar a la Misa, que Francisco celebrará en italiano pero que en momentos tendrá distintos idiomas también.

Seguramente será una visita que dará mucho de qué hablar.

Hasta la próxima Crónica de Roma. 

[email protected]

Twitter: @mercedesdelat https

Facebook: https://www.facebook.com/mercedesdelatorre.roma

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable