Crónica de Roma

Francisco pide a Pedro Sánchez que no se deje manipular por ideologías

El pontífice sorprendió con un discurso sobre el sentido de la política. Subrayó la importancia del diálogo con los localismos y superar ideologías que no miran al futuro

Pedro Sánchez junto a su mujer, Begoña Gómez en la audiencia con el Papa Francisco.
photo_camera Pedro Sánchez junto a su mujer, Begoña Gómez en la audiencia con el Papa Francisco.

Pedro Sánchez y su mujer fueron extremadamente respetuosos con el protocolo. Se presentaron en el Cortile de San Damaso de negro (mascarilla incluida) y a la hora justa, las nueve y diez. Con el tiempo medido a la perfección para iniciar con el papa la reunión a la hora establecida, las nueve y media de la mañana. Les recibió el responsable de la Casa Pontificia, Leonardo Piacenza, a quien saludaron inclinando la cabeza amablemente y llevando la mano al corazón.

Roma despertaba de su primera noche en toque de queda. Llovía y por eso la guardia suiza formó en los soportales del “Cortile” y no fuera, en el patio, como es habitual. El cuerpo militar, por cierto, informó el viernes de que 13 de sus reclutas eran positivos al COVID-19. El 12 de octubre eran 4, y 10 días antes el pontífice había saludado a los nuevos soldados. Sin embargo, Francisco no dio en ningún momento señales de sentirse mal en ninguno de los actos públicos sucesivos.

Un encuentro superior a lo normal 
 

El encuentro tuvo la duración de 35 minutos aproximadamente, algo ligeramente superior a lo normal.  A nadie le pasó por alto el motivo: el papa ofreció al presidente y a la delegación española con una reflexión inaudita sobre la política.

El Vaticano distribuyó el vídeo de ese discurso improvisado pero no está claro el motivo. Hay dos posibilidades: es la reflexión más profunda sobre el papel del político que Bergoglio hace como pontífice. Conviene difundirlo. La otra posibilidad es que se considere ese discurso como un mensaje en clave al Ejecutivo, la clase política o a la sociedad española.

Otra tercera es la carta firmada por más de cien intelectuales españoles y enviada a Francisco en la que le piden que desde el Vaticano se informe de la reunión con Sánchez y no deje en manos de Moncloa dicha información. 

Francisco habla de la misión de un político 


El caso es que Francisco dijo que la misión de un político es triple: “hacer crecer el país”, después “consolidar la nación” y por último “construir la patria”. Tres pilares. La primera idea se refería a la necesidad de hacer progresar la sociedad en todos los ámbitos: económico, cultural, etc.

Dijo que la segunda tarea sería más compleja porque se trata de las “dificultades de entendimiento con los localismos”, entre otros. “En todos los países los hay ¿no?... los dialectos”, señaló el pontífice, quien añadió: “Pero también del entendimiento del derecho, la justicia, de hacer que la nación sea cada vez más fuerte”, dijo el papa. Francisco dijo que la última parte de la misión del político es la más difícil. Se refería a la parte de “construir la patria”.

El concepto de patria 


Explicó que la patria “es algo que hemos recibido de nuestros mayores. Patria, paternidad, viene de ahí. Y es algo que tenemos que dar a nuestros hijos”. Explicó que “patria” no era una “fantasía tradicionalista”, un lugar en el que refugiarse por lo que fue hace 50 ó 100 años. Es algo que debe mirar hacia adelante, algo llamado a crecer y que necesita “discernimiento”.

Para llevarlo a cabo el pontífice advirtió de lo que llamó  “coartadas” que se “disfrazan” de “modernidad o restauracionismo. Los movimientos son varios ¿no?, dijo el papa”. Entre los peligros que impiden que la patria crezca, Francisco también habló de las “ideologías”: “Es muy triste cuando las ideologías se apoderan de la interpretación de una nación, de un país y defiguran la patria”, señaló.

Explicó que las ideologías hacen lo siguiente: “Armar una patria a mi cabeza, a mi mente, a mi idea, no con la realidad del pueblo que recibí y que tengo que llevar adelante, que estoy viviendo”.

El Papa recomienda un libro a Sánchez

Como ejemplo el papa recordó el ascenso de Hitler y recomendó a Sánchez un libro escrito “por un intelectual italiano del Partido Comunista”: “Síndrome 1932”, donde explica ese proceso vivido en Alemania: “Caído el imperio ahí empezó todo una ensalada de posibilidades de salir de la crisis y ahí empezó una ideología a hacer ver que el camino era el nacionalsocialismo y siguió y siguió hasta el drama que fue Europa con esa patria inventada por una ideología.

Porque las ideologías sectarizan, las ideologías deconstruyen la patria, no construyen. Y aprender de la historia. Y este hombre, en este libro, hace un, con mucha delicadeza, un paragón con lo que está sucediendo en Europa. Dice: Cuidado que estamos siguiendo un camino parecido”.

En realidad, probablemente Francisco se refiera al libro “Síndrome 1933”, escrito por Siegmund Ginzberg, criado en Milán y comunista, aunque hay que tener en cuenta que hay diferencias entre el comunismo italiano y el español.

Primer discurso que se distribuye desde el Vaticano 


Si hubo discursos semejantes ante un político durante el pontificado Francisco, el Vaticano no los ha distribuido nunca. Pero las palabras de Francisco se enlazan con las ideas que ha lanzado a la comunidad internacional durante la pandemia, al pedir una política más solidaria y cooperativa.

Antes de irse es tradicional que los líderes se intercambien presentes. Sánchez regaló a Francisco un “facsímil del Libro de Horas, del obispo Fonseca, cuyo original data del siglo XV”, informó La Moncloa.

El pontífice le regaló sus 7 escritos (encíclicas y exhortaciones apostólicas) y un relieve en bronce patinado que representa “la misericordia, la acogida y la fraternidad”. La fraternidad habría estado muy presente en la reunión, según apunta La Moncloa, con motivo de la última encíclica del papa, Fratelli tutti. Tanto gobierno como Vaticano subrayaron en sus comunicados lo que les une más que lo que les separa.

Comunicados por separado
 

La Moncloa expuso a través de una nota los detalles del encuentro: “Sánchez y el Papa han mostrado su sintonía respecto a la necesidad de construir un mundo basado en la colaboración y en la solidaridad. El jefe del Ejecutivo ha subrayado la importancia de la cooperación entre los países, del multilateralismo, para hacer frente a retos globales actuales como la justicia social y la sostenibilidad ambiental”. También habrían hablado de cambio climático, migraciones y pacto educativo global.

El Vaticano, en una nota más breve, explicó que “se subrayó la importancia de que haya un constante diálogo entre Iglesia local y autoridades de gobierno” y que “se habló de cuestiones de carácter internacional como la emergencia sanitaria, el proceso de integración europea y las migraciones”.

Después de ver a Francisco, Sánchez se reunió con monseñor Paul Richard Gallagher, secretario para las relaciones con los Estados. No dio rueda de prensa al terminar la visita a la Santa Sede, por lo que no desveló si tanto en el encuentro con Francisco como con Gallagher, salieron otros temas como inmatriculaciones o Valle de los Caídos. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?