Crónica de Roma

A partir del 28 de julio

Una exposición en el Vaticano sin precedentes

Sobre la actitud de Juan Pablo II entre la Iglesia Católica y el pueblo judío

El Papa Juan Pablo II y el Rabino Elio Toaff.
photo_cameraEl Papa Juan Pablo II y el Rabino Elio Toaff.


En este año 2015 se celebra el cincuenta aniversario de la histórica declaración conciliar Nostra Aetate en la que por primera vez un documento de la Iglesia expresa una actitud de la Iglesia Católica hacia las otras religiones, entre varios aspectos, el vínculo que une al Cristianismo con el Judaísmo y sobre todo los principios de fraternidad universal, de amor y la no discriminación que se manifiesta en el contenido de este documento. (Link al texto completo)

Precisamente Nostra Aetate y la cercanía que se ha ido construyendo entre los cristianos y los judíos han sido la motivación para la realización dentro del Vaticano de esta exposición multimedial que estará abierta a todo el publico.

La exposición tendrá por lema ‘La bendición de uno a otro’ (A Blessing to One Another) y se llevará a cabo en el columnado izquierdo de la plaza de San Pedro (lugar conocido como el Braccio de Carlo Magno).

Esta exposición estará disponible a partir del 28 de julio, cuando será la inauguración oficial, hasta el 17 de septiembre y estará abierta de lunes a sábado de las 9 a las 18 (domingo cerrado).

Cabe destacar que se trata de una muestra que muestra videos, fotografías y audios que permiten que los visitantes se involucren en el recorrido. Además, se considera una exposición itinerante porque llegará desde Estados Unidos (EE.UU) y posteriormente irá a Cracovia (Polonia).

Esta iniciativa ha sido creada inspirándose en las actitudes que Juan Pablo II ha tenido con “nuestros hermanos mayores” como él mismo ha definido al pueblo judío, y al haber sido el primer Pontífice que entrara a una sinagoga cuando el rabino Elio Toaff lo recibió el 13 de abril de 1986.

24 años después, Benedicto XVI también visitó la Sinagoga mayor de Roma (el 17 de enero de 2010) cita en la que se puso el énfasis en lo mucho que pueden hacer los cristianos y judíos por el bien común de la humanidad.

El Papa Francisco todavía no visita la Sinagoga de Roma, pero ya ha sido invitado por la comunidad judía de Roma. La invitación formal se llevó a cabo el 15 de junio de 2014 durante la visita que el Pontífice realizó a la parroquia de Santa Maria in Trastevere (muy cercana el Gueto judío de Roma).

Algunos expertos esperan que esta exposición sin precedentes en el Vaticano sirva para reducir tensiones tras la firma del acuerdo de la Santa Sede con Palestina que en algunos ambientes judíos no fue recibida la noticia con agrado. Por este motivo, esta exposición podría servir para fomentar el diálogo interreligioso de base entre los visitantes.

Twitter: @mercedesdelat

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable