Crónica de Roma

La encíclica compartida

Hay quienes dicen que Francisco no tiene la fuerza intelectual de Benedicto. Lo cierto es que ya hay fuentes que apuntan a que prepara su primera encíclica al tiempo que Benedicto XVI cierra la que dejó inconclusa.

No es propio de Benedicto XVI dejar nada a medio camino, como es el caso del Año de la Fe y de la encíclica en la que había comenzado a trabajar tras la entrega del último tomo de Jesús de Nazaret y que debería haber publicado durante este tiempo. Se trataba del cierre de las encíclicas sobre la fe, la esperanza y la caridad precisamente durante el Año de la Fe.

Lógico y razonable el comentario del obispo italiano de Molfeta que decía que sería Francisco quien firmaría este documento. Aunque parece que además de ser falso ha caído poco en gracia en el Vaticano porque el portavoz del Vaticano Federico Lombardi se apresuró a desmentirlo. Es cierto que Benedicto trabaja en lo que hubiera sido una encíclica pero no será Francisco quien la firme. No sería sin duda, la primera vez que un papa hereda proyectos y escritos de su predecesor. Algo similar ocurrió con Deus Caritas est, la primera encíclica de Benedicto cuyos borradores heredó de Juan Pablo II.

Sin embargo el Vaticano asegura que no será una encíclica compartida. Que Benedicto publicará ésta como clausura magistral al Año de la Fe y, de cualquier modo, también de su pontificado. Como aseguró el portavoz del Vaticano tras el anuncio de la renuncia del hoy papa emérito este proyecto de encíclica será un libro en solitario del Papa emérito.

A pesar de este revuelo Y de eventuales colaboraciones inexistentes, Francisco también está trabajando en su primer documento. Sería una encíclica sobre la pobreza. El papa de la cruz de hierro y del sencillo anillo del pescador se presentará al mundo con Beati pauperes, un recuerdo a las bienaventuranzas y a la importancia de la pobreza "no desde el punto de vista ideológico o político, sino evangélico", aseguró el obispo de Molfeta. Quien sabe si esta vez sus declaraciones serán bien recibidas y si son ciertas.

Lo que sí está claro es que antes de que acabe el 2013 y como clausura del Año de la Fe Francisco y Benedicto cohabitarán también en las librerías con sus primeros libros como papa y como emérito.

@blancaruizanton

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?