Crónica de Roma

Por Mercedes De La Torre

El efecto Francisco y la voz de sor Cristina

Tras la invitación del Papa Francisco a salir hacia las periferias -también las existenciales- sor Cristina Succia decidió participar en el 'talent show' La Voz de Italia.

Tiene sólo 25 años pero es una monja “de verdad”. Es religiosa de la Congregación de las Ursulinas, nació en Sicilia y vive en Milán. Ella ha reconocido en una transmisión de este programa que “tiene un don y que quiere donarlo a todos”.

De hecho, sor Cristina tiene miles de seguidores por su gran voz, como es posible comprobarlo en esta interpretación de la canción ‘Hero’ de Mariah Carey. A pesar de eso, algunas personas no “aprueban” que una monja cante en televisión.

En la mayoría de los ambientes ha causado sorpresa. Al inicio en el interior de los muros vaticanos despertó precaución, pero poco a poco al ver sus interpretaciones y sus respuestas coherentes con los de una mujer consagrada ha generado también simpatía.

Algunos califican que es una “consecuencia” del efecto Francisco. Ella misma ha revelado que participa en este concurso y canta en televisión después del llamamiento del Papa a evangelizar en todos los ambientes e incluso sor Cristina ha confiado que espera recibir una llamada telefónica del Santo Padre. Al haber sido interrogada sobre qué piensan o qué le dicen las monjas de su Congregación, ella con sencillez contestó que “ellas cantan y bailan con ella”.

Sin embargo, las opiniones se dirigen en diferentes direcciones: algunos consideran que sor Cristina tendría que cantar “sólo en la Iglesia y sólo canciones religiosas” y otros piensan que las letras de las canciones que canta no dañan a ninguno y su comportamiento es coherente con la vida religiosa por lo que concluyen que es un ejemplo de creatividad y de nueva evangelización acorde al Pontificado de Papa Francisco.  

@mercedesdelat


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?