Crónica de Roma

El dossier secreto sobre el banco vaticano

"Pensaba que venían a matarme" aseguró Ettore Gotti Tedeschi refiriéndose a la intervención que la policía de Nápoles hizo en su casa de madrugada la pasada semana.

Eran las 5.25 de la madrugada del pasado 5 de junio cuanto Ettore Gotti Tedeschi salía de su casa en Nápoles hacia Milán. Tenía previsto viajar por la tarde a Roma para presentar al Papa un memorial documentado con mails y cartas en los que se reconstruyen los últimos sucesos en el banco del Vaticano. Se había tomado su tiempo para escribir y documentar su versión de los hechos. No quería precipitarse, para que así hablaran los datos y no la rabia. Y demostrar así que le han echado por intentar poner en marcha las leyes contra el blanqueo de dinero y así hacer entrar al Vaticano dentro de la 'White list' de países que cumplen las normas contra el blanqueo de capilares.

Sin embargo nada de esto ocurrió. Cuatro policías entraron en su casa para realizar un registro formal. Y el informe que pensaba entregar al Papa terminó en manos muy distintas, las de la policía de Nápoles. Lo cuenta Andrea Tornielli en Vatican Insider y califica el despido de Ettore Gotti Tedeschi de 'autogol' en el Vaticano.

Y es que las aguas ya están lo suficientemente revueltas dentro de los muros vaticanos como para removerlas más. Y la destitución de Tedeschi con el durísimo comunicado firmado por Carl Andreson no hecho otra cosa que empeorar la situación que ya de por sí era trágica, del arresto del mayordomo del Papa.

Federico Lombardi, el portavoz del Vaticano asegura por activa y por pasiva que el caso de Vatileaks y el del IOR van por separado, pero resulta muy difícil de creer. Lo que sí está claro es que el momento elegido para despedir al presidente del banco del Vaticano fue, mediáticamente hablando, el peor.

Y es que hay varios puntos que si se sigue esta 'novela' del IOR paso a paso, llaman poderosamente la atención. El comunicado por el que se dio a conocer la destitución de Tedeschi no tiene nada que ver con el estilo y la manera de comunicar típica del Vaticano. Es un documento devastador y que además de destituir a Gotti Tedeschi del cargo, mina su reputación y sus años de trabajo.

La intervención por parte de la policía en la casa de Tedeschi justo antes de que viajar no tenía relación con su destitución del IOR sino con el caso de Finmeccanica, una grandísima empresa italiana. Es lícito, legítimo y entra dentro de los estándares policiales realizar registros así. Sólo hay que apuntar que Tedeschi no está bajo investigación en el caso antes mencionado y que la policía de Nápoles se incautó del informe que el ex presidente del IOR iba a presentar al Papa. Y eso sí es preocupante.

Según el Corriere della Sera este informe constaba de 200 páginas entre mails, documentos y facturas y podría involucrar directamente a la mafia italiana. Lombardi, por su parte, corrió a enviar un comunicado en el que mostró su sorpresa y preocupación al respecto. De lo que se deduce que ese dossier no es plato de gusto de nadie, ni Italia por la presunta relación con la mafia, ni del IOR ni tampoco del Vaticano.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes